Archivo

FIESTA EN TORNO A LA NOSTALGIA

En los últimos 40 años, Bogotá pasó de ser una señorial ciudad habitada por cachacos a convertirse en una metrópoli donde casi nadie se conoce.

29 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En los últimos 40 años, Bogotá pasó de ser una señorial ciudad habitada por cachacos a convertirse en una metrópoli donde casi nadie se conoce.

Hace 4 décadas los adolescentes del momento se movían alrededor de la famosa calle 85, donde se concentraban las actividades de ese momento para los cocacolos, que hoy completan más de medio siglo. La nostalgia por estos momentos es el motivo de la creación de un movimiento llamado Proyecto Meridiano 85.

En la 85, que en realidad iba desde la calle 70 a la 100 y del barrio El Polo a los cerros, estaba el teatro Almirante, donde todos invitaban las novias. A una cuadra sobre la carrera 11 existía la panadería Francesa, centro de reunión de todos los colegios a las 4 de la tarde, el famoso Cream, El Chiquito, a espaldas del Almirante, así como La Piazzeta, el primer restaurante a manteles al que asistieron muchos de estos jóvenes.

Otros sitios como el Parque del Japón, donde se vieron las mejores trompadas del momento, el Union Church, El Ranch Berger y su gringo repartiendo cigarrillos, el Bear House, sin olvidar El Pam Pam, La Discoteque, las carreras yeyes, el Unicornio, y todos esos lugares donde compartieron, los bogotanos de aquel entonces, los mejores momentos.

A quienes traigan recuerdos todos estos nombres son los invitados a participar en este grupo, que realizará su primer encuentro el sábado 31 de agosto, el cual busca revivir la música, los anécdotas y reencontrar a los amigos.

La idea no es formar un club o una asociación que genere costos permanentes, solo es buscar a esas personas, que en los encuentros casuales con estos amigos que no se ven hace mil años, evocan con añoranza su agitada juventud.

El único objetivo es volver a reunirse, hoy con esposas, unos pelos menos y unas canas más, en un exclusivo lugar, con la seguridad que demanda este momento, a unos precios accesibles, con ropa informal, ojalá la de esos tiempos, donde se puede bailar al ritmo de los años 60 y re encontrarse con los miles de amigos perdidos.

La coordinación de este proyecto está a cargo de Fernando Corredor Gaitán, quien está organizando la primera reunión, dado que la idea es programar por lo menos dos reuniones mensuales. Informes: 3262620- 2567080. Carrera 11 A No. 93 18.