Archivo

URIBE EXIGE RESULTADOS A LAS FUERZAS MILITARES

Casos como Bojayá (Chocó), Toribío (Cauca), La Cruz (Nariño) y Dolores (Tolima), en los que el Ejército se demoró hasta tres días para llegar después de una toma guerrillera no deberán repetirse y las Fuerzas Militares tendrán que utilizar cualquier medio a su alcance para llegar a tiempo, repeler los ataques y mostrar resultados en su lucha contra los grupos armados ilegales.

16 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Casos como Bojayá (Chocó), Toribío (Cauca), La Cruz (Nariño) y Dolores (Tolima), en los que el Ejército se demoró hasta tres días para llegar después de una toma guerrillera no deberán repetirse y las Fuerzas Militares tendrán que utilizar cualquier medio a su alcance para llegar a tiempo, repeler los ataques y mostrar resultados en su lucha contra los grupos armados ilegales.

Así lo dejó en claro ayer el presidente Alvaro Uribe en su primer discurso público a las Fuerzas Militares, con motivo de la posesión de la ministra de Defensa, Martha Lucía Ramírez, y de los generales Jorge Enrique Mora Rangel y Carlos Alberto Ospina Ovalle, como comandantes de las Fuerzas Militares y el Ejército, respectivamente.

Debe llegarse a tiempo a los municipios, por aire, tierra o en camioncitos, y así evitar la toma destructora, el asesinato de los policías o la masacre de civiles , les dijo el Presidente a los militares.

Durante la ceremonia, que se cumplió en el campo de paradas de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova, Uribe aseguró que la prioridad será mostrar resultados.

Nuestros compatriotas han aceptado, con una voluntad sin antecedentes, pagar un impuesto de un punto del Producto Interno Bruto, 2 billones de pesos aproximadamente, para apoyar a la Fuerza Pública. Ahora, corresponder a ustedes y a mí, trabajar para dar resultados , sostuvo.

Sin embargo, en un sodeo de EL TIEMPO el 40 por ciento de los consultados se muestra en desacuerdo con pagar el impuesto para la seguridad democrática, propuesto a la luz del estado de Conmoción Interior.

Pero el de la eficiencia no fue el único aspecto que Uribe tocó en su discurso. El Presidente también les pidió a los militares transparencia en sus contrataciones y compras y luchar contra la corrupción.

Esto, en momentos en que la Fuerza Pública enfrenta escándalos de desvío de dineros de la ayuda antinarcóticos de Estados Unidos y luego de que la Contraloría ordenó investigar la contabilidad de la Policía Nacional, tras descubrir graves irregularidades en la contratación y manejo de recursos en los últimos tres años.

Uribe, además, se refirió a la cooperación de los militares con las demás autoridades para que sus actuaciones no afecten las libertades y garantías ciudadanas; la coordinación con fiscales y jueces; y la austeridad en el gasto.

Sobre este último tema, el Presidente anunció que la Fuerza Pública tendrá en los escritorios el mínimo de personal civil y uniformado, y habrá sobriedad en ceremonias y representaciones internacionales.

(...) La representación y el ceremonial serán sobrios y mínimos; las comisiones al exterior, que en medio de las privaciones hacen parte de los estímulos y la formación, deben reducirse y en este momento de emergencia nacional, muchos deben regresar de las embajadas a la primera línea de protección ciudadana , dijo Uribe.

Por último, Uribe invitó a la comunidad nacional e internacional a supervisar la actuación de la Fuerza Pública y dijo que esta no será hostil con ninguna organización comunitaria, pero que no habrá sitio del país donde no actúe.

Por su parte, la ministra de Defensa, Martha Lucía Ramírez, instó a la ciudadanía a hacer parte del cambio en la seguridad para derrotar el terrorismo.

La funcionaria aseguró que trabajará sin parar, para reducir a los criminales y devolverle la tranquilidad al país.

Así mismo ayer se conoció la designación del general Eduardo Contreras como segundo comandante del Ejército, y del general Freddy Padilla De León, como inspector general.

Por su parte, el general Reynaldo Castellanos, actual comandante de la Brigada 13, con sede en Bogotá, asumirá, en carácter encargado, la comandancia de la V División, la cual dirigía Padilla.

Los demás comandantes de divisiones y brigadas fueron ratificados.

RESULTADOS MAS SIGNIFICATIVOS.

* Alfredo Rangel, politólogo.

El presidente Alvaro Uribe le dijo a las Fuerzas Militares lo que ningún presidente les había dicho en público.

Les ha señalado que su grado de exigencia va a ser muy alto, sobretodo en los puntos críticos que determinan la legitimidad y el grado de apoyo de la ciudadanía: derechos humanos, transparencia en el manejo de los recursos, iniciativa contra los grupos irregulares.

Como contraprestación al inmenso respaldo en recursos, aumento del pie de fuerza, legislación más dura contra los violentos y promoción activa de la cooperación ciudadana.

El Presidente les exigirá a las Fuerzas Militares resultados mucho más significativos, que hasta ahora han venido logrando, contra todos los grupos irregulares.

TRES MENSAJES CONCRETOS.

* León Valencia, analista político.

En su discurso de reconocimiento ante las Fuerzas Armadas, el Presidente envió tres mensajes clave: uno para los empresarios, otro para los militares y uno más para la comunidad internacional.

A los empresarios, que aceptaron el sacrificio de pagar 2 billones de pesos para financiar parte de la guerra, Uribe llevó su vocería ante los militares y les notificó en nombre de ellos sobre la necesidad de obtener resultados. Es decir, habló de la eficiencia y eficacia del gasto, temas que nunca se han medido en los militares.

A los militares, que habían hablado de volver del Caguán con la toalla de Marulanda y que incluso han estado a la defensiva y sin capacidad de respuesta después del rompimiento del proceso de paz, Uribe les exige pasar a la ofensiva.

De ahí que cuando les dice que hay que llegar así sea en camioncitos, les está pidiendo que no saquen pretextos y que obtengan el mayor provecho de la infraestructura existente. Eso concuerda con su política de austeridad y eficiencia.

Y a la comunidad internacional, que ha mostrado su preocupación por el posible escalonamiento del conflicto, Uribe también le da respuesta y se compromete con ella a que, si bien es cierto que se va a librar la guerra, esta será dentro del respeto por los derechos humanos.

FOTO/Mauricio Moreno EL TIEMPO.

La primera ministra de Defensa, Martha Lucía Ramírez, tomó posesión de su cargo ayer ante la nueva cúpula militar. Ramírez pidió a la ciudadanía colaborar para derrotar el terrorismo.