Archivo

AHORA, LECHE ESPACIAL

No sería raro que, un día, en las loncheras de los astronautas estadounidenses se acomodara un producto colombiano para ser consumido en el espacio: Leche Algarra.

16 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

No sería raro que, un día, en las loncheras de los astronautas estadounidenses se acomodara un producto colombiano para ser consumido en el espacio: Leche Algarra.

Después de casi 50 años en la región central del país, esta procesadora, ubicada en Zipaquirá (Cundinamarca), se convirtió en la primera empresa colombiana que podría vender sus productos a la Nasa, aunque no ha adelantado conversaciones para hacerlo.

Sin ser la mayor de las 28 firmas que producen leche pasteurizada en Bogotá y sus alrededores, Algarra dice compartir el segundo lugar con Parmalat, cada una con el 18 por ciento del mercado. Les gana Alquería.

Ahora, Algarra obtuvo del Icontec la certificación de calidad Haccp. El año pasado obtuvo el sello Quality Chec. Así, la empresa le arrebató a Alquería un clientede primerai : Carulla. Inicialmente en Bogotá, Medellín y Cali.

El sistema de certificación Haccp, explicó el gerente de Algarra, Antonio Botero, fue diseñado por la compañía estadounidense Pillsbury, conjuntamente con la Nasa y los laboratorios del ejército de Estados Unidos, para garantizar que los alimentos de los astronautas fueran seguros.

Movidas lecheras.

La fuerte competencia que el sector lechero, particularmente después de la apertura de la economía en 1990 y del ingreso al país de la italiana Parmalat, llevó en 1997 a la fusión de Algarra con Shangrila, otra compañía láctea de la Sabana de Bogotá, donde se venden otras 45 marcas de leche.

Ese mismo año, el mercado conoció la leche ultra pasteurizada o de larga vida, dominado también por la presentación en bolsa de Alquería, seguido por Alpina en caja. Algarra, en bolsa, tiene el 15 por ciento de la torta.

Botero señala que ahora, con la certificación, "aumentará la confianza del mercado y de los clientes en nuestros productos y se nos abren muchas oportunidades de exportación, lo que nos lleva a estimar un crecimiento del 20 por ciento para este año".

Destacado: Algarra estima un crecimiento del 20% este año.

Pie de foto: Algarra dice compartir el segundo lugar de con Parmalat en Bogotá. Alquería es líder.

La enlechada.

Desde el año pasado se viene hablando de una enlecheda en el país, pues la oferta supera con creces la demanda. Esta sería originada, en principio, por las voluminosas importaciones de leche en polvo (25.125 toneladas) y recientemente por el comportamiento climático que ha aumentado la producción en las fincas.

"Se trajo mucha leche de Argentina, cuyo destino final era Venezuela -explicó Antonio Botero-, pero por la devaluación en este país finalmente se quedó en Colombia. El Niño no llegó y los inventarios aumentaron".

El mercado local de la leche no crece, aunque sí el de sus derivados, lo que se refleja en los precios deprimidos a los productores, que ahora enfrentan las amenazas del gobierno venezolano de restringir las importaciones del producto, con lo cual aumentaría aún más la oferta interna.

La situación se agravaría, según Botero, si el cobro del IVA se extiende a los derivados lácteos, tal como la ha propuesto la Misión del Ingreso.