Archivo

JALÓN DE OREJAS A JUNGUITO

El Congreso le llamó ayer la atención al equipo económico, por considerar que está causando excesiva alarma sobre la situación fiscal, hecho que puede afectar la imagen del país ante los mercados internacionales.

29 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El Congreso le llamó ayer la atención al equipo económico, por considerar que está causando excesiva alarma sobre la situación fiscal, hecho que puede afectar la imagen del país ante los mercados internacionales.

Aquí no podemos hacer terrorismo económico. No es cierto que no haya salidas a la actual situación. El Congreso no puede caer en el error de dejarse poner contra la pared por la presión del Gobierno , dijo el representante a la Cámara Rafael Amador, uno de los citantes del debate sobre el estado de la economía, al que asistió en pleno la junta directiva del Banco de la República y el ministro de Hacienda, Roberto Junguito.

En igual sentido coincidieron los representantes Fernando Tamayo y Sergio Díaz-Granados. El primero sostuvo que se hace terrorismo cuando se anuncia una gran poda en el Estado, lo que ha puesto a temblar a todos los empleados públicos, mientras que Diaz-Granados dijo que Colombia debe sacarle provecho a la fama que tiene de buen pagador.

Junguito dijo que no se está haciendo terrorismo y que lo que se quiere mostrar es la difícil situación de las finanzas públicas, que ya había sido advertida por el gobierno saliente y que es de conocimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), para que se tomen los correctivos y evitar que la deuda y los gastos sigan creciendo aceleradamente.

El Gobierno anunció que el descuadre fiscal va a ser mayor al previsto este año y que pasará del 2,6 al 3,5 por ciento.

Para Junguito, es necesario que el Congreso apruebe el programa de ajuste que incluye las reformas tributaria, pensional y las facultades para recortar el gasto, entre otras iniciativas.

Durante el debate, el Gobierno fue objeto de cuestionamientos por parte de los parlamentarios, quienes insistieron en que el ajuste puesto en marcha ha fracasado porque no se ha visto mayor crecimiento ni empleo.

Amador pidió explicaciones sobre el papel que va a desempeñar Rudolf Hommes, gerente de empalme del Gobierno Uribe, por considerar que está generando mucho ruido y no se sabe con qué camiseta juega: si con la del sector privado, la academia o la del Gobierno.

Para los congresistas es necesaria una mayor coherencia en el equipo económico.

Foto: Roberto Junguito dijo que lo importante es aplicar los correctivos.