Archivo

CÁRCEL SÓLO PARA CONDENADOS

La determinación del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) hizo que la Cárcel del Circuito de Guateque, destinada a albergar internos sindicados y condenados, se convirtiera en una cárcel solamente para internos con su situación judicial definida.

23 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La determinación del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) hizo que la Cárcel del Circuito de Guateque, destinada a albergar internos sindicados y condenados, se convirtiera en una cárcel solamente para internos con su situación judicial definida.

De los 54 internos, entre condenados y sindicados, que permanecían hace dos meses en la cárcel, se pasó a 74 internos condenados. Los reclusos que estaban sindicados fueron trasladados a otras cárceles como la de Garagoa, destinada para esta clase de internos.

La situación generada por los arreglos que se adelantan en la cárcel Modelo de Bogotá, causó inmediatamente hacinamiento en la población carcelaria, ya que sólo hay 54 alojamientos.

Ante esta situación, la Procuraduría solicitó hace 15 días, a las directivas del Inpec volver al sistema anterior en el que la cárcel era mixta, dado que muchas familias se ven afectadas por el traslado de sus familiares a otros municipios. Ante esta situación el Inpec realizará un estudio.

PROGRAMA EXTRAMUROS.

Seis internos de la cárcel de Guateque disfrutan del Programa Extramuros, que contempla la ley penitenciaria colombiana, para personas que por su excelente conducta pueden desempeñarse laboralmente fuera de la cárcel.

Para beneficiarse de este programa los internos deben haber trabajado, estudiado y dictado clase en el penal, pasar las pruebas del consejo de seguridad, integrado por toda la guardia y el director del penal.

Los reclusos que hacen parte del programa iniciaron en diciembre del año pasado los trabajos en una lavandería, en almacenes, la Alcaldía y otros empleos en los que cumplen una jornada de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

Uno de los internos, condenado a 18 años, se rehabilita mediante el trabajo en el almacén de la reclusión, donde comercializan las artesanías, materiales de madera y demás elementos que fabrican en los talleres de la cárcel.