Archivo

QUÉ TIENE LA LLORONA

Un tramo de 10 kilómetros entre Dabeiba y Mutatá es el más crítico de la vía que comunica Medellín con la región de Urabá. Los problemas de orden público en esa parte de la Vía al Mar, conocida como el cañón de La Llorona, fueron lo que motivó el regaño del Presidente al comandante de la brigada 17, general Pablo Rodríguez Laverde. (VER MAPA: CAÑON DE LA LLORONA)

28 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Un tramo de 10 kilómetros entre Dabeiba y Mutatá es el más crítico de la vía que comunica Medellín con la región de Urabá. Los problemas de orden público en esa parte de la Vía al Mar, conocida como el cañón de La Llorona, fueron lo que motivó el regaño del Presidente al comandante de la brigada 17, general Pablo Rodríguez Laverde.

(VER MAPA: CAÑON DE LA LLORONA).

No es una situación de ahora. Esa zona es desde hace muchos años la retaguardia del bloque Noroccidental de las Farc , reconoce el oficial.

Se trata de un punto geográfico que ofrece demasiados riesgos de emboscada por la estrechez que impone la montaña, a un lado, y el río Sucio, al otro. En mayo de 1999, allí cayeron 19 militares a manos de las Farc, y en septiembre del 2000, otros 19 soldados murieron y 11 más quedaron heridos, luego de un ataque a un convoy por cuenta de ese mismo grupo.

Aunque desde el 96 el estratégico cañón (que es la puerta de entrada a Urabá y una conexión terrestre con el Nudo de Paramillo y el Chocó) es disputado entre insurgentes y paramilitares, las circunstancias por las que Uribe hizo el reclamo vienen desde inicios del año pasado.

Los guerrilleros instalaron y consolidaron un retén, en el que robaban mercancía, vehículos y cobraban vacunas .

A mediados de ese año, entre junio y octubre, fueron las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá las que instalaron un retén e impidieron el tránsito con el argumento de que si no pasaban vehículos, la guerrilla no tenía cómo abastecerse.

Los paramilitares prohibieron la llegada de los víveres para los 10 mil habitantes de Dabeiba, que vivieron una alarmante escasez de alimentos. Después se conoció que ellos comenzaron también a cobrar vacunas para permitir el paso de vehículos.

La vía había recuperado algo de normalidad a finales de año, pero desde hace varias semanas, un grupo pequeño de guerrilleros sale esporádicamente al cañón, ubicado a pocos kilómetros del casco urbano de Dabeiba. Salen, montan el retén, cobran vacunas y se van. Las autodefensas también aparecen , denunció el alcalde de Apartadó, Mario Agudelo Vásquez.

Sin embargo, el funcionario aseguró que las dos veces que el Ejército ha entrado a recuperar la zona en el último año ha cumplido con el objetivo.

Para el mandatario, la recuperación de la carretera no es competencia exclusiva de la brigada 17, sino de la Primera División, pues la jurisdicción de la Cuarta Brigada, con sede en Medellín, llega hasta Dabeiba, es decir, que es una zona límite de dos brigadas.

Ayer, el general Rodríguez anunció, sin dar detalles, que su unidad militar recibirá más apoyos, con los que se priorizará la recuperación de la Vía al Mar.