Archivo

MIRANDO PERO AL EXTERIOR

Néstor Cardozo y Mirando Zapata, el popular personaje que encarna a un zapatero en televisión, tienen mucho en común: tímidos, de bajo perfil, fueron cadys, sus mujeres son su fuente de inspiración y han ido creciendo desde bien abajo, con mínima formación académica pero con una inmensa fábrica de ilusiones.

28 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Néstor Cardozo y Mirando Zapata, el popular personaje que encarna a un zapatero en televisión, tienen mucho en común: tímidos, de bajo perfil, fueron cadys, sus mujeres son su fuente de inspiración y han ido creciendo desde bien abajo, con mínima formación académica pero con una inmensa fábrica de ilusiones.

El ahiga muchos ademanes, la nobleza, las ganas de ser más amigo que jefe, una mujer echada pa delante, hijos y yernos dedicados a producir zapatos, constituyen apenas algunas características que pasaron de la realidad a la ficción. Y no son coincidencia los parecidos entre Néstor Cardozo y Mirando Zapata. Fueron seis historias de la vida real del Barrio El Restrepo, de las cuales Tele Set, productora de El Inútil, creó el personaje más popular de la televisión. Sin embargo, todavía es mucho lo que Mirando Zapata debería aprender de Cardozo, un zapatero de exportación.

Comenzó por necesidad, haciendo seis pares en compañía de María Judith Solano, su esposa, hija de zapateros. Desde entonces han pasado 26 años, han llegado tres hijos y tres nietos. Hoy, Calzado Choquer, es una fábrica modelo en El Restrepo, que produce 8.000 pares de zapatos, aunque tiene capacidad para más de 20 mil. Cuenta con 41 empleados directos y 20 satélites indirectos, es decir, que laboran desde sus casas. A sus 43 años, Cardozo, quien hizo hasta tercero de bachillerato, es de los pocos colombianos a los que no le asusta la llegada del Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (Alca), en el 2005 porque se está preparando.

En cambio como todos ha recibido amenazas, por eso tema dar a conocer sus cifras.

No obstante, el año pasado ganó 70 millones de pesos, de los cuales este año invirtió 10 millones en capacitarse y extender el conocimiento a sus empleados y a sus hijos, que habrán de reemplazarlo.

-Néstor Cardozo, fabricante de calzado juvenil:.

Empezó como informal surtiendo plazas de mercado y San Andresito. Hace nueve años una llamada de Spring, lo llevo a la formalidad y hoy también surte a Nueva Moda, Ensueño y Alpie. Ha estado en las Ferias de Quito, México e Italia. Dice que el gran problema es de capacitación, por eso sus empleados tienen Internet, están formándose para subir la productividad con Alfredo Fava, un experto mexicano y Calzado Shoker es una de las 10 empresas seleccionadas por Naciones Unidas para capacitarse en un software que permitirá sistematizar toda la operación de la fábrica, que también está en proceso de recibir la ISO-9000. Así, Néstor Cardozo se convertirá en un zapatero de exportación, que ahora está mirando al exterior.