Archivo

SE RECUPERAN LOS NIVELES DE INVERSIÓN

Una buena parte de los productores del agro decidió no aplazar más la adquisición de maquinaria y equipo, la ampliación de obras y la adecuación de tierras. (VER TABLAS)

02 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Una buena parte de los productores del agro decidió no aplazar más la adquisición de maquinaria y equipo, la ampliación de obras y la adecuación de tierras.

(VER TABLAS).

La inversión parece retornar a sus niveles, por lo menos es lo que se observó en el segundo trimestre del año.

Durante los dos últimos años los niveles de inversión han estado cercanos a su media (16 por ciento); en el trimestre actual se ubicaron seis puntos por encima de su promedio.

El buen ánimo por parte de productores de palma africana, unido al de productores de caña de azúcar y frutas de plantación se demostró en su decisión a invertir incrementando sus compras de maquinaria y equipo, y recuperando los bajos niveles de adquisiciones en los últimos tres trimestres.

Sin embargo estas decisiones no sobrepasan los niveles más altos de compras y aún no denotan una clara tendencia de crecimiento.

Los productores de bienes de exportación como banano y flores también realizaron estas compras recuperando sus niveles de confianza de años anteriores. En forma contraria sucedió en el plano pecuario, donde los productores, unidos al desánimo que vienen expresando desde trimestres atrás, decidieron reducir sus compras en esta línea de inversión.

Los productores de ganado porcino, especialmente, mantuvieron la depresión de sus compras debido al incierto desempeño de su actividad.

-Las obras de infraestructura:.

La inversión en estas nuevamente tienen un incremento importante para la generalidad del sector. Se ubican 8 puntos porcentuales por encima de su promedio, resultado de las inversiones realizadas por los floricultores y por los cultivadores de semestrales de clima cálido.

Ambas actividades venían aumentando sus niveles de inversión desde trimestre atrás y aún se mantienen en niveles superiores a su media. En cambio los cafeteros definitivamente cedieron en su interés de realizar cualquier clase de obra hasta tener un panorama claro del futuro desarrollo de su actividad; situación similar a la de los porcicultores quienes desde el trimestre anterior no realizan esta clase de inversiones.

Los resultados se reflejan en que el subsector pecuario se mantiene en los niveles medios de inversión de esta clase de obras, luego de haber crecido marcadamente durante el segundo semestre del 2001.

-Adecuación de tierra:.

Este rubro de inversiones, que es el más significativo para los productores del sector, se recuperó de la fuerte reducción generalizada, tanto de los productores agrícolas como de los productores pecuarios, desde el cuarto trimestre del 2000, cuando se ubicó en 7.4 puntos porcentuales por debajo del promedio.

Sin embargo, el actual incremento sigue de cerca los niveles medios de inversión en esta clase de obras.

De un lado, fueron más los productores de cultivos como el arroz, algodón y maíz quienes decidieron realizar obras de adecuación de tierras, riego y drenaje, llegando en este trimestre a 5.3 puntos por encima de sus niveles normales.

Del otro lado, están los productores de economía campesina quienes se han mantenido estancados por debajo de su promedio de obras en 8.4 puntos porcentuales.

Situación que no parece ligada a la incertidumbre sobre la futura situación económica, sino a la reducción de sus ingresos.

Los niveles de inversión en ganadería de carne y leche, si bien se recuperaron de la fuerte reducción del trimestre anterior.

Sin embargo no sobrepasan por mucho la media de sus decisiones de invertir, resultado que marca las tendencias de los resultados del subsector pecuario.

En el trimestre abril, mayo, junio compró más animales que lo normal por la misma época.

La ganadería de carne, pese al desánimo producido por los movimientos del precio de venta del ganado durante este año, han decidido recuperar sus hatos aumentando la compra de animales a niveles normales.

Lo que no sucedió con la ganadería de leche, la cual, después de ncrementar sus compras el trimestre anterior, en el actual las redujo en 3.9 puntos porcentuales por debajo de sus adquisiciones usuales.

Las compras de los avicultores fueron mayores, mientras que las de los porcicultores apenas se mantuvieron en el nivel medio de adquisiciones de hembras aptas para la cría.