Archivo

EN BUSCA DE SUS RAÍCES

Los González, una familia estadoudinense, con ascendencia latina y residente en Los Angeles, deciden viajar México para recuperar su pasado familiar y reeencontrarse con unas raíces que creían perdidas.

02 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Los González, una familia estadoudinense, con ascendencia latina y residente en Los Angeles, deciden viajar México para recuperar su pasado familiar y reeencontrarse con unas raíces que creían perdidas.

Ellos son los personajes de American Family (Familia americana) la primera serie sobre un drama típicamente hispano que produce una cadena de Estados Unidos. Ellos representan a los integrantes de cualquiera de las miles de familias que, viviendo en ese país, mantienen fuertes lazos con Latinoamérica.

Es por esto, y por el éxito que desde su estreno, hace siete meses, ha tenido la serie, que Gregory Nava, su realizador, decidió grabar los dos últimos capítulos de su primera temporada de la serie en México. En Oaxaca, Jess González, el jefe de la familia, busca información sobre la infancia de su difunta esposa. Esteban, el hijo mayor de los González, trata de salvar su noviazgo en la capital mexicana; y Nina, su hermana menor, viaja a Chiapas para ayudar a los indígenas de la región.

Según Jacoba Atlas, vicepresidente de programación de PBS, la cadena de TV pública que produce y emite la serie, los guiones, los actores (Edward James Olmos, Raquel Welch y Sonia Braga, entre otros) y el tema son los responsables de su acogida. Tanto, que el canal la extendió indefinidamente y Televisa, la empresa mexicana, decidió transmitirla durante lo que resta de este año.

Además, Atlas asegura que cuando el programa se transmita en México, educarán a la gente sobre algo que también es muy valioso:la realidad de la vida de los latinos en Estados Unidos.

Y Alex Nogales, el Presidente de la cadena, lo confirma: "Es un programa de calidad que toca un tema delicado que nunca antes había sido tratado por la televisión regular de este país. El de los apremios, obstáculos y dificultades por los que tienen que pasar los norteamericanos de origen latino en Estados Unidos.

Ahora, sólo falta que la gente en Latinoamérica reciba de la misma manera a esta serie, que tiene su propia página en Internet (www.pbs.org/americanfamily) y promete dar de que hablar en su segunda temporada.