Archivo

CONDENAN CONTRA EX CONCEJALES

Una acción de repetición, presentada por el ex alcalde de Tunja Manuel Arias Molano, terminó en un fallo con el que se condena a ocho ex concejales de la ciudad a pagar una suma cercana a los cien millones de pesos equivalentes a la indemnización que la Alcaldía tuvo que pagarle a un contralor municipal que ellos destituyeron de forma irregular.

02 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Una acción de repetición, presentada por el ex alcalde de Tunja Manuel Arias Molano, terminó en un fallo con el que se condena a ocho ex concejales de la ciudad a pagar una suma cercana a los cien millones de pesos equivalentes a la indemnización que la Alcaldía tuvo que pagarle a un contralor municipal que ellos destituyeron de forma irregular.

El Magistrado ponente Ferdinando Casadiegos, del Tribunal Administrativo de Boyacá, dijo que es la primera vez que una acción de repetición prospera contra concejales, pues ya se han presentado casos fallados contra alcaldes.

Los hechos de los que se ocupó la investigación ocurrieron en 1991 cuando los procesados se desempeñaban como concejales de la ciudad. Los mencionados, más otros siete concejales elegidos para el periodo 1990-1992, se reunieron en sesión ordinaria el 28 de noviembre de 1990 y eligieron a Sergio Antonio Gómez Villamil como Contralor Municipal, para el periodo comprendido entre el primero de enero de 1991 y el 31 de diciembre de 1992.

Sin embargo, en una sesión del 20 de mayo de 1991, el mismo Concejo destituyó de su cargo al Contralor Municipal y en su reemplazo eligió a Hélmer Yesid Pastrana Alvarez. La destitución llevó a Gómez Villamil a instaurar ante el Tribunal Administrativo de Boyacá una acción de nulidad y restablecimiento del derecho. Un fallo de esa corporación, emitido el 18 de mayo de 1995, declaró la nulidad de la destitución.

El Municipio fue condenado a pagar el monto de los salarios y las prestaciones sociales correspondientes al tiempo faltante para que Gómez Villamil completara su periodo. En esa época fue fijada una suma total de $17.467.533.00. El fallo dispuso que el Municipio podría actuar contra los concejales que tomaron la decisión de destitución, por lo cual la Alcaldía decidió promover la acción de repetición. Al sumársele los intereses del tiempo transcurrido, la cifra se acerca a los 100 millones de pesos.