Archivo

EL ABUELITO QUE CAUSÓ UNA CRISIS ENTRE WASHINGTON Y BRASILIA

En plena crisis de confianza en todo el mundo, 32 palabras del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul Oi Neill, dieron el lunes un empujón adicional al real, moneda de Brasil, en su viaje al abismo:

02 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En plena crisis de confianza en todo el mundo, 32 palabras del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul Oi Neill, dieron el lunes un empujón adicional al real, moneda de Brasil, en su viaje al abismo:.

Los países del Cono Sur necesitan implementar políticas que aseguren que, cuando llegue el dinero de asistencia, éste haga algún bien, y no simplemente salga del país para cuentas bancarias en Suiza .

Oído esto, ese día el real se devaluó 5,47 por ciento, y O Neill, por su parte, agregó un nuevo ejemplar a su colección de metidas de pata. Y por si fuera poco, sus palabras provocaron un incidente diplomático entre Brasil y Estados Unidos.

Paul O Neill no necesitaba esto ahora, cuando su suerte en las elecciones legislativas estadounidenses de noviembre es objeto de especulaciones de la prensa estadounidense.

A los 66 años, el ex presidente del primer productor de aluminio Alcoa no sólo ocupa las portadas por temas diplomáticos, sino también políticos.

Con aires de abuelito -tiene doce nietos- contrasta con el porte de aplomo de su antecesor Robert Rubin.

Este último sabía dejar tranquilos a los mercados financieros, a los que Paul O Neill muchas veces deja atónitos con sus declaraciones difíciles de descifrar.

Hasta el momento, el presidente estadounidense George W. Bush mantiene su confianza en el secretario del Tesoro, aunque las últimas declaraciones de O Neill sobre Brasil obligaron a la Casa Blanca a desautorizarlo.

Recientemente interrogado sobre una posible dimisión, O Neill respondió: El presidente parece pensar que lo que hago es bueno, en tanto mi cliente esté satisfecho (...) me quedo .

-Galería de metidas de pata:.

* Agosto de 2001: O Neill provocó roces con América Latina al estimar que era inútil prestarle a los argentinos el dinero de los plomeros y carpinteros de su país.

* Mayo de 2002: el dólar comenzaba a caer ante las principales divisas internacionales y los mercados esperaban que las autoridades afirmaran su política de dólar fuerte, el secretario del Tesoro puso en duda la eficacia de esas declaraciones oficiales para intentar influir sobre los parámetros económicos.

* Hace dos semanas: cuando se le reprochó haber realizado una visita oficial a Ucrania, Kirghizstán, Uzbekistán y Georgia cuando los mercados bursátiles estadounidenses estaban en plena caída, respondió: Me sorprende ver cómo siempre hay alguien que pone atención en lo que hago .

* Unos días después: intentó redirigir las críticas al reprocharle a Robert Rubin, presidente del comité de dirección del primer grupo financiero mundial Citigroup, haber viajado a Singapur cuando las acciones de su empresa se hundían en Wall Street.

-Galería de aciertos:.

* Verano boreal de 2001: cuando parecía anunciarse una recesión prolongada de la economía estadounidense, afirmó que la misma no tendría lugar porque las ventas de los automóviles se estaba recuperando. En ese momento, la alta tecnología todavía reinaba y la referencia sorprendió. Pero luego resultó ser correcta.

* Noviembre de 2001: O Neill denunció como exageradamente pesimistas las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía estadounidense. Apostó una cena al director general del Fondo, el alemán Horst Koehler, de que serían inferiores a la realidad. Hace tres meses, Koehler indicó que debía invitar a O Neill a un buen banquete.

* Tras los atentados del 11 de septiembre: Oi Neill multiplicó sus declaraciones tranquilizadoras para que los inversores confiaran en la economía estadounidense.

* Mayo de 2002: Oi Neill acompañó a Bono, líder del grupo de rock U2 y ferviente defensor de la anulación del pago de la deuda por parte de los países más pobres, a una gira por Africa.