Archivo

AVESTRUCES, UN NEGOCIO QUE VUELA

Las avestruces, aves originarias de Africa, consideradas por muchos como una adquisición exótica y un lujo que sólo podían tener mafiosos en fincas y zoológicos en las décadas de los 80 y 90, se están perfilando en Colombia como una nueva alternativa de producción para la industria del campo.

03 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Las avestruces, aves originarias de Africa, consideradas por muchos como una adquisición exótica y un lujo que sólo podían tener mafiosos en fincas y zoológicos en las décadas de los 80 y 90, se están perfilando en Colombia como una nueva alternativa de producción para la industria del campo.

La cría de estas aves, que pueden llegar a pesar 200 kilos, vivir 70 años y medir más de dos metros, es hoy un negocio de moda en Estados Unidos (E.U.), México y Brasil, entre otros, gracias a que su carne, sus plumas, sus uñas e inclusive sus pestañas pueden ser comercializadas.

Aunque en Colombia el negocio apenas comienza, algunos empresarios están importando de E.U. cuero de avestruz para producir artículos de marroquinería con mano de obra nacional.

Los bogotanos que asistan a la Feria de las Colonias, que se lleva a cabo en Corferias hasta el 11 de octubre, tendrán la posibilidad de ver de cerca estas aves, que desde hace dos años son criadas en lugares como Ricaurte y Anapoima, en Cundinamarca.

Eduardo Rodríguez, gerente de Avestruces de Colombia, sostiene que el país es un lugar ideal para esta empresa. El clima tropical hace que el ave incube durante todo el año, lo que no pasa en países con estaciones. Así mismo, Colombia produce maíz y alfalfa, alimento del avestruz, factores que hacen más rentable el negocio , asegura.

No obstante, uno de los inconvenientes que tienen estos empresarios es una cláusula del Ministerio del Medio Ambiente que prohibe la venta de crías vivas en el país.

En Colombia sólo se permite importar ejemplares y producirlos en los criaderos, pero no venderlos. Julieta Miller, profesional especializada del Ministerio, afirma que por ser una especie foránea es necesario que pasen, aproximadamente dos años, por una etapa de experimentación, para determinar si se adaptan al lugar y no producen impactos negativos al ecosistema. Luego de esa fase agrega los empresarios podrían empezar la etapa de producción .

Quienes saben de estas aves aseguran que el avestruz es toda una fábrica de carne. Gary Jordan, gerente de la empresa African black Colombia afirma que mientras una vaca produce un ternero que puede llegar a pesar 250 kilos al año de vida, en el mismo lapso el avestruz produce unas 20 crías que podrían sumar mil kilogramos .

Otra de las ventajas de este producto es que, por ser bajo en grasa y colesterol, en muchos países se recomienda su consumo para personas que requieren dietas hipocalóricas o para quienes sufren de arteriosclerosis.

En E.U. y Europa cada huevo de esta ave, que en tamaño equivale a 24 huevos de gallina, se consigue por 190.000 pesos. Además, por su textura de porcelana y su color beige, son objetos atractivos para la decoración.

Con el cuero se elaboran productos como billeteras, que se consiguen por 350 mil pesos, así como carteras y zapatos que pueden llegar a costar 750 mil pesos. Además, su pico y uñas se utilizan en joyería. Y como si fuera poco, se estudia la posibilidad de utilizar sus ojos en transplantes de cornea.