Archivo

DETIENEN A NIÑERA DE FRANCI LORENA

Marcela Naspirán Pendejino, la niñera de la hija de 3 años del alcalde de Colón (Putumayo), con quien estuvo secuestrada por 15 días a manos de las Farc, fue detenida anteayer por orden de un fiscal especializado de Mocoa que quiere escucharla en indagatoria por el presunto delito de secuestro.

04 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Marcela Naspirán Pendejino, la niñera de la hija de 3 años del alcalde de Colón (Putumayo), con quien estuvo secuestrada por 15 días a manos de las Farc, fue detenida anteayer por orden de un fiscal especializado de Mocoa que quiere escucharla en indagatoria por el presunto delito de secuestro.

Marcela fue llevada con la pequeña Franci Lorena Erazo, el pasado 17 de julio cuando se dirigían al jardín donde estudia la niña. Guerrilleros del frente Jacinto Matallana , las obligaron a subir a un taxi que había sido robado horas antes.

El miércoles pasado tras la mediación de la Defensoría del Pueblo de Mocoa, ambas fueron liberadas.

La orden judicial sorprendió a la joven de 19 años y a la familia del alcalde de Colón, Libardo Erazo, el pasado viernes a las 2 de la tarde cuando funcionarios del DAS y el Cuerpo Técnico de la Fiscalía llegaron hasta la vivienda del mandatario para llevársela.

Su traslado a la capital de Putumayo se hizo en un vehículo oficial que se varó en el camino, lo que ocasionó retrasos en la diligencia. Marcela llegó con los oficiales a las 10:30 de la noche a Mocoa y debido a que los despachos judiciales no atienden los fines de semana fue recluida en una celda de la cárcel de mujeres.

La joven, que fue puesta a disposición de la Fiscalía, solo será escuchada en indagatoria mañana.

El alcalde Erazo, su esposa Mercedes Navarro y la pequeña Franci Lorena viajaron de inmediato a Mocoa para atender cualquier necesidad de Marcela.

El funcionario anunció que se hará cargo de todo cuanto se requiera para la defensa de la niñera de su hija. Ni él ni ninguno de los miembros de la familia sospechan que ella tenga que ver con el secuestro de la niña.

Según Erazo, todos creen que se trata de un malentendido pues Marcela es conocida por la familia desde cuando era pequeña. Ella y sus padres, que viven en la vereda San Pedro a tres kilómetros de Colón, han trabajado durante muchos años para la familia Erazo Navarro. Inclusive, Marcela se ha encargado del cuidado de Franci desde cuando esta tenía seis meses de nacida.