Archivo

LOS ALCALDES TIENEN SU PLAN DE PAZ:

03 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

Una cumbre de autoridades locales exigió ayer el gobierno y a la guerrilla una solución política del conflicto y respaldó un intercambio humanitario para liberar a los secuestradores.

En la reunión, el alcalde de Medellín, Luis Pérez, lanzó la propuesta de "comprar el conflicto" en su ciudad: quien deje las armas recibiría un salario mensual de un millón de pesos.