Archivo

SE ATREVIERON A PENSAR EN GRANDE

Emprendedores e Ingeniosos Para vender en el exterior se necesita más que el deseo y la voluntad, máxime cuando la internacionalización de las economías convirtió al mundo en un gigantesco mercado, donde todos compiten contra todos.

02 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Emprendedores e Ingeniosos.

Para vender en el exterior se necesita más que el deseo y la voluntad, máxime cuando la internacionalización de las economías convirtió al mundo en un gigantesco mercado, donde todos compiten contra todos.

Ese escenario, que parece reservado para jugadores de las grandes ligas, es, sin embargo, propicio para que pequeños y medianos empresarios, con visión global, participen con altas probabilidades de éxito.

Calidad, mercadeo y tecnología son, entre otros ingredientes, los que le han permitido a Creaciones Esrrybers, taller localizado en el barrio Restrepo de Bogotá, pasar de fabricar calzado para el consumo capitalino a exhibir botas de apreciado diseño en vitrinas exclusivas de Estados Unidos y Ecuador y, próximamente, en Venezuela.

Morena Riveros no se conformó con ser operaria de la empresa donde trabajaba y un día, hace unos cinco años, se propuso montar su propio negocio.

Dicho y hecho. Hoy, Creaciones Esrrybers diseña y produce calzado, con las botas media caña como bandera, para reconocidas marcas nacionales y, además, ha incursionado con éxito en el mercado externo.

Por ahora, de su taller salen cada mes 2.500 pares de zapatos, una producción que puede ser considerada pequeña, pero ` Roma no se hizo en un día .

scar Areyanes, por su parte, tiene su centro de operaciones en Ponedera, una pequeña población del departamento del Atlántico, y es conocido por exportar cuernos de toro, colas, cálculos biliares, bilis y huesos de ganado. Casi todos los subproductos de una res. Desde Europa lo retaron para que les despachara penes de toro, sí, `pipís de toro, según una muestra que le enviaron con semejante petición. Areyanes aceptó el desafío. Como cualquier científico que se respete, hizo las pruebas de ensayo y error (desde secar el órgano del toro al sol hasta utilizar un horno industrial) y las muestras del producto están en Italia, Francia y Alemania.

El cuello de botella ahora es la cantidad que puede enviar, pues necesita que cada despacho sea de por lo menos 40.000 unidades para que el negocio sea rentable. El impasse no es insuperable, pues una de las reglas de cualquier exportador es no amilanarse ante el primer inconveniente y trabajar para superarlo.

Areyanes está seguro de que, con el respaldo de los frigoríficos de la Costa Atlántica, conseguirá el volumen suficiente para satisfacer a sus compradores europeos y de que en las estadísticas colombianas figurará un nuevo producto de exportación: `juguetes (comida) para perros .