Archivo

SIGUIENDO A SERRANO

Francisco Serrano, con solo 23 años, ya es el capitán de Santa Fe. Tiene talento y pinta para ser figura de su equipo. Pero tiene un problema: es demasiado intermitente. Aparece en dos o tres jugadas claves a lo largo del partido y luego pueden pasar varios minutos sin que se note.

05 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Francisco Serrano, con solo 23 años, ya es el capitán de Santa Fe. Tiene talento y pinta para ser figura de su equipo. Pero tiene un problema: es demasiado intermitente. Aparece en dos o tres jugadas claves a lo largo del partido y luego pueden pasar varios minutos sin que se note.

Serrano tuvo un primer tiempo muy bueno contra el Bucaramanga. El equipo visitante no apretaba y trataba de jugar al fuera de lugar, algo que aprovechó bien con la fórmula de jugar a un solo toque. Así puso el pase del primer gol, cuando dejó a Lucas Jaramillo mano a mano con el portero Daniel Vélez.

En el primer tiempo tuvo otras tres jugadas de gol: un pase a Jefrey Díaz a los 9 minutos, una pared con el guajiro que terminó en un remate suave y un centro que Díaz no pudo resolver de cabeza. Hasta ahí, Serrano pintaba para figura del partido.

Pero en el segundo tiempo desapareció. Santa Fe cambió el toque rápido por el pelotazo y en ese estilo de juego, Serrano no encaja. Ahí funcionan mejor, por ejemplo, Aldo Ramírez o Edgar Ramos. No tuvo participación en las jugadas de gol del segundo tiempo y recibió muchos golpes.

Serrano tiene talento y por eso, las preocupaciones del técnico Dragan Miranovic están en otras zonas del campo, como la defensa. Pero por ahora tiene muchos altibajos.

FOTO.

Francisco Serrano hizo el pase para el primer gol del Santa Fe. Pintaba como figura, pero cay en el segundo tiempo.