Archivo

DETENCIÓN, SIN ORDEN JUDICIAL

La decisión del gobierno de Alvaro Uribe de luchar contra el terrorismo es tan firme que los organismos de investigación del Estado podrían en su cuatrienio interceptar comunicaciones o detener a sospechosos sin necesidad de una orden judicial.

05 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La decisión del gobierno de Alvaro Uribe de luchar contra el terrorismo es tan firme que los organismos de investigación del Estado podrían en su cuatrienio interceptar comunicaciones o detener a sospechosos sin necesidad de una orden judicial.

Estas dos medidas hacen parte del conjunto de normas que el presidente electo podría llevar al Congreso de la República después de su posesión para que sean incluidas en el texto de la Constitución Nacional.

La interceptación de telecomunicaciones y las detenciones administrativas sin orden judicial- que podrían aplicar la Policía, el Ejército y el DAS- están incluidas en el proyecto de acto legislativo que el senador Rafael Pardo preparó, a petición de Uribe, para combatir el terrorismo.

Pardo sostiene que las detenciones sin orden judicial se pueden adelantar en la actualidad, pero cuando el gobierno acude a la declaración de la conmoción interior. Su proyecto de acto legislativo permitiría que los organismos de investigación contaran con esta facultad de manera permanente.

Para evitar abusos, los responsables de ordenar estas detenciones tendrían que dar aviso oportuno a la Procuraduría y cumplir con algunas formalidades como llevar un registro con la identidad de las personas detenidas. La detención sólo se podría hacer por 36 horas, respetando el hábeas corpus , explica Pardo.

El mismo procedimiento se aplicaría cuando los organismos de investigación decidan interceptar las comunicaciones de un particular. Se deberá llevar un registro centralizado y dar aviso a la Procuraduría , añade el congresista.

Pardo dice, además, que estas normas se complementarían con la presentación de un proyecto de ley estatutaria que obligaría al Estado colombiano a divulgar una lista con los grupos que considera terroristas al estilo de los Estados Unidos a los que se les aplicarían las medidas mencionadas.