Archivo

LOS CAMBIOS EN EL EQUILIBRIO DE LA GUERRA

La autorización de Estados Unidos para que las Fuerzas Militares puedan utilizar la ayuda antidrogas del Plan Colombia en la lucha contra la guerrilla y los paramilitares será clave para cambiar el equilibrio de la guerra, pero no será la solución definitiva al conflicto armado en el país.

05 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La autorización de Estados Unidos para que las Fuerzas Militares puedan utilizar la ayuda antidrogas del Plan Colombia en la lucha contra la guerrilla y los paramilitares será clave para cambiar el equilibrio de la guerra, pero no será la solución definitiva al conflicto armado en el país.

Eso piensan los mandos militares y los oficiales 72 horas después de que el presidente estadounidense, George W. Bush, aprobó la ley que permite el uso de 79 helicópteros, aviones, equipos de inteligencia y de campaña y una brigada de 3.000 hombres entrenados especialmente por Estados Unidos, contra la subversión y las autodefensas.

Los mandos militares tienen claro que esa ayuda, por sí sola, no será suficiente para ganar la guerra y normalizar la situación en todo el territorio, sin embargo, recuerdan que muchas veces sufrieron por las limitaciones en el uso de esa colaboración.

Nunca se me va a olvidar que durante la operación Berlíni en Santander, en abril del 2000, tuve que presenciar, impotente, a más de mil guerrilleros que huían entre las montañas sin que nadie hiciera nada. El helicóptero que yo piloteaba era del Plan Colombia y ni de fundas lo podía usar para perseguirlos. Es más, no pude ni siquiera dar información del sitio por donde se desplazaban porque me metía en líos , dice un mayor del Ejército que en ese momento se encontraba en la zona apoyando labores de fumigación de cultivos de coca.

Como ese oficial, son muchos los que cuentan sus experiencias de desconsuelo y rabia por estar manejando modernos equipos que no podían utilizar en el conflicto armado.

Era muy triste ver en una misma base los helicópteros del Plan Colombia parados, con los tanques llenos de combustible, esperando salir a operaciones antidrogas, mientras que a unos metros había aeronaves del Ejército que no daban abasto en maniobras antiguerrilleras, muchas veces varados por gasolina y con pilotos agotados por el trajín , revela otro oficial del Ejército.

Ahora será más rápida la reacción aérea cuando haya ataques de la guerrilla a poblaciones lejanas. Muchas veces teníamos que esperar días enteros para enviar naves a apoyar, solo por falta de gasolina , explica un coronel de la aviación de Ejército.

Hoy, esos mismos pilotos esperan la orden para poder iniciar operaciones contrainsurgentes.

Sin duda la mayor fortaleza de esa ayuda del Plan Colombia será la movilidad. Son muchos helicópteros que, con combustible pagado por Estados Unidos, podrán mover mucha tropa en momentos críticos. Esa, sin duda, será la clave para cambiar el equilibrio de la guerra , dice Gonzalo de Francisco, Consejero Presidencial para la Seguridad.

Inclusive, se atreve a asegurar que solo el hecho de poder usar libremente una flotilla de helicópteros le elevará la moral a la tropa que muchas veces sentía que esas naves estaban desperdiciadas cuando la guerra los necesitaba a gritos .

El ministro de Defensa, Gustavo Bell Lemus, piensa igual. En su concepto, las naves artilladas y de transporte son fundamentales para optimizar la lucha contra los grupos insurgentes desde el aire.

Las ventajas.

Cuando la ayuda de Estados Unidos para el Plan Colombia comenzó a llegar al país, en el 2000, las expectativas eran dos: Una, lograr mayor movilidad de las tropas en la persecución de los narcotraficantes, y dos, tener equipos de inteligencia radares y sensores que permitieran ubicar fácilmente los cultivos ilícitos, los laboratorios y los movimientos de los narcos.

Un oficial del Ejército, entrenado por Estados Unidos, manifiesta que una de las grandes ventajas son la de los radares. Equipos que están instalados en el sur del país en las bases de Larandia y Tres Esquinas podrán proveer de información a las tropas.

Esos equipos detectan movimientos masivos, pistas clandestinas y hasta ubicación de caletas y campamentos. Usted no se imagina lo que puede significar esa información , anota.

Un vocero del Comando Sur de Estados Unidos, que pidió la reserva de su nombre, dice que muchas veces, durante operaciones antidrogas, ellos presenciaron grandes movimientos de guerrilleros y, por las restricciones, no podían suministrar esa información. Ahora sí se podrá reportar la ubicación de los grupos de guerrilleros oparasi que se mueven por la selva , dice.

Las incógnitas.

Pero si bien hay muchas expectativas sobre lo que se podrá hacer con la ayuda estadounidense, también hay muchos interrogantes y objeciones.

Para el comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, la ayuda será importante, pero no es definitiva.

Esto va a incidir favorablemente, pero por sí mismo no puede definir todo. No es la panacea. Podemos utilizar helicópteros, los equipos, pero hay restricciones en las que hay que tener cuidado", advierte el general Tapias.

Esas restricciones que menciona el alto oficial, también las recuerdan los voceros del Comando Sur. Dicen que a pesar de que podrán ayudar en la lucha contra la guerrilla con información, la prioridad seguirá siendo el combate al narcotráfico.

Eso es indiscutible y así tienen que entenderlo en Colombia , agregan.

Pero a pesar de las advertencias sobre los verdaderos alcances de la ayuda estadounidense, tanto los expertos militares y los voceros del Gobierno coinciden en que para Colombia vendrá una nueva etapa en la forma en que se enfrentará el conflicto armado.

Otros, inclusive, se atreven a pronosticar que este es el primer paso de una vinculación más directa de Estados Unidos en el conflicto colombiano.

Sin embargo, rápidamente los funcionarios estadounidenses advierten: Nosotros les vamos a ayudar, pero la clave la tienen los militares colombianos, que siempre serán los que lleven la batuta en esta guerra . OPINOMETRO Está de acuerdo o en desacuerdo con que la ayuda del Plan Colombia que otorga los Estados Unidos a Colombia contra el narcotráfico se puede usar contra la guerrilla y los paramilitares? De acuerdo 53% En desacuerdo 29% Ns/Nr 18% (ver Ficha Técnica).

Foto Gerardo Chaves/ EL TIEMPO.

El pasado viernes, el presidente Andrés Pastrana entregó al Ejército en la base militar de Tolemaida seis nuevos helicópteros, donados por E.U. para la lucha contra la delincuencia.