Archivo

SERÁ QUE EL MERCADO YA HA TOCADO FONDO

Desde que comenzó el mercado bajista hace más de dos años, los inversionistas se enfrentan a uno de los rompecabezas más intrincados: Significó acaso el repunte de 1.000 puntos del Promedio Industrial Dow Jones un punto de inflexión importante, a partir del cual las acciones conquistarán avances substanciales? O será como otros repuntes de los últimos dos años, que duraron unas semanas, o meses, para luego conducirnos a nuevos niveles mínimos? (VER GRAFICO: EN PICADA)

05 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Desde que comenzó el mercado bajista hace más de dos años, los inversionistas se enfrentan a uno de los rompecabezas más intrincados: Significó acaso el repunte de 1.000 puntos del Promedio Industrial Dow Jones un punto de inflexión importante, a partir del cual las acciones conquistarán avances substanciales? O será como otros repuntes de los últimos dos años, que duraron unas semanas, o meses, para luego conducirnos a nuevos niveles mínimos?.

(VER GRAFICO: EN PICADA).

A cuál de las dos situaciones nos enfrentamos? Averiguar eso supone un gran paso para muchos inversionistas que han mantenido su dinero fuera del mercado bursátil y quieren saber si es seguro aventurarse de nuevo.

La respuesta no es muy tranquilizadora. Muchos expertos piensan que el repunte del 6% que registró el Dow Jones el 24 de julio, con un nivel récord en el volumen de negociación en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), representó al menos un mínimo temporal a partir del cual los títulos pueden cosechar avances. Pero si se trató de un fondo a más largo plazo, señalando finalmente la vuelta a un mercado alcista duradero, sería excepcional, porque no contó con los tradicionales distintivos de pánico, capitulación , y gangas que caracterizaron el fin de la mayoría de los mercados bajistas previos.

En pocas palabras, temen los expertos, las acciones necesitan estar todavía más baratas.

Fue un fondo , dice Phil Roth, jefe de análisis técnico en la firma de corretaje neoyorquina Miller Tabak, pero, añade, no sé si fue el fondo .

Este escepticismo quedó reflejado en el comportamiento bursátil de fines de la semana pasada, cuando los inversionistas borraron más de un tercio del repunte de 1.000 puntos en el Dow que comenzó el 24 de julio.

La caída de 230 puntos del jueves en el Dow se vio seguida por un descenso el viernes de 193,49 puntos, ó 2,27%, hasta los 8.313,13. Esto opacó la mayor parte del fuerte avance del lunes, y dejó a los valores de alta capitalización un escaso 0,59% al alza, 48,74 puntos en la semana.

La razón por la que los inversionistas están indecisos sobre si las acciones han tocado fondo en realidad es que el mercado está empezando a mostrar ciertos signos asociados con un fondo, pero no todos los signos precisos. El volumen de negociación en el NYSE, por ejemplo, registró un máximo el 19 de julio, cuando el Promedio Industrial Dow Jones cayó un 4,6%. Días después superó la cifra, marcando otro récord el 24 de julio, cuando ganó un 6%.

Para muchos inversionistas, eso constituyó un pánico vendedor seguido de un pánico comprador, la clase de giro que podría señalar un fondo.

La teoría dice que el fondo se produce cuando los inversionistas finalmente se rinden y venden sus acciones, o capitulan , momento en el que intervienen compradores con mayor confianza, creando un repunte.

Otra señal de que se ha tocado fondo: el índice de volatilidad del mercado (VIX), que superó el nivel de 50, una marca que se ha observado en otros fondos bursátiles anteriores. El VIX mide la demanda de opciones put , aquellas que permiten a la gente vender acciones a precios previamente convenidos, para cubrirse frente a pérdidas. Cuando aumenta, indica que el pánico está cundiendo entre los inversionistas ante el riesgo de mayores pérdidas. Además, las liquidaciones de fondos de inversión aumentaron notablemente en julio. Ambos signos están asociados con el tipo de miedo que se genera en torno a un fondo en el mercado. Los inversionistas necesitan recordar que en el fondo, cuando la desesperación es mayor, como hemos visto recientemente, la presión vendedora alcanza a buenas y malas compañías por igual , escribió el economista Donald Straszheim, de Straszheim Global Advisors en un comentario enviado a sus clientes la semana pasada.

Los estudios sobre fondos previos, y fondos falsos, sugieren que estos últimos ocurren cuando los indicadores económicos fundamentales son demasiado débiles para apoyar altos precios bursátiles, escribió Straszheim. Y eso lo hace optimista. Mientras la economía se mantenga a salvo de una recaída, concluyó, el fuerte repunte de los mercados en julio podría indicar un fondo duradero desde donde las acciones pueden empezar a subir.

Pero otros que han estudiado mercados bajistas anteriores tienen menos esperanzas.

Los altos volúmenes de negociación y el pesimismo de los inversionistas no son razón suficiente para indicar que se ha llegado a un punto de inflexión, dice Paul Desmond, presidente de Lowry s Reports, una firma de investigación independiente.