Archivo

DAR Y RECIBIR:

Señor Defensor:

05 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Señor Defensor:.

El artículo Costoso autoelogio es una impecable demostración del legítimo trabajo periodístico de propender por el buen uso de los recursos públicos. Sin embargo, no le parece a Usted que existe un cierto "tufillo" de conflicto ético, dado que EL TIEMPO fue un directo beneficiario, con una "tajada" importante de los seis mil millones que se dice se han gastado en tal campaña?.

Rechazar esa publicidad no habría contribuido a ahorrar parte de esos recursos y, de paso, dar una lección de armonía y coherencia entre la política editorial y la comercial de ese importante diario?.

Amadeo Rodríguez Castilla.

Economista- Consultor.

R. El lector plantea un importante dilema ético: la relación entre la independencia informativa y la publicidad oficial. Creo, sin embargo, que el problema más grave sería no criticar a un gobierno, cuando se lo merece, por conservar los ingresos de la publicidad estatal. Muchas gracias por su reflexión.