Archivo

FELIZ DÍA, BOGOTÁ!.

Lugar de la esperanza y de los grandes retos, ...tierra fértil, tierra buena, tierra que pone fin a nuestra pena , como dijo el cronista Juan de Castellanos al divisar esta sabana, donde Gonzalo Jiménez de Quesada fundó, hace 464 años, ese lugar que con los siglos habría de convertirse en el vividero más grande de Colombia. Durante este mes, y en homenaje a la ciudad y su gente, EL TIEMPO ofrecerá a los lectores una serie de crónicas y reportajes sobre la evolución urbana, su proyección, historias de vida, los personajes de ayer y de hoy y los aportes de columnistas invitados.

06 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Lugar de la esperanza y de los grandes retos, "...tierra fértil, tierra buena, tierra que pone fin a nuestra pena", como dijo el cronista Juan de Castellanos al divisar esta sabana, donde Gonzalo Jiménez de Quesada fundó, hace 464 años, ese lugar que con los siglos habría de convertirse en el vividero más grande de Colombia. Durante este mes, y en homenaje a la ciudad y su gente, EL TIEMPO ofrecerá a los lectores una serie de crónicas y reportajes sobre la evolución urbana, su proyección, historias de vida, los personajes de ayer y de hoy y los aportes de columnistas invitados.

Himno de Bogotá.

Coro.

Entonemos un himno a tu cielo / A tu tierra y tu puro vivir / Blanca.

estrella que alumbra en los Andes / Ancha senda que va al porvenir.

Estrofa 1.

Tres guerreros abrieron tus ojos /A una espada, a una cruz y a un pendón /.

Desde entonces no hay miedo en tus lindes / Ni codicia en tu gran corazón.

(Coro).

Estrofa 2.

Hirió el hondo diamante en agosto/ El cordaje de un nuevo laúd / Y hoy se.

escucha el fluir melodioso / En los himnos de la juventud.

(Coro).

Fértil madre de altiva progenie / Que sonríe ante el vano oropel /.

Siempre atenta a la luz del mañana / Y al pasado y su luz siempre fiel.

Estrofa 3.

La Sabana es un cielo caído / Una alfombra tendida a tus pies / Y del.

mundo variado / Eres brazo y cerebro a la vez.

Estrofa 4.

Sobreviven de un reino dorado/ de un imperio sin puestas de sol/ En ti un.

tiempo, un escudo, una reja/ Un retablo, una pila, un farol.

Estrofa 5.

Al gran Caldas que escrita los astros/ Y a Bolívar que torna a nacer/ A.

Nariño accionando la imprenta/ Como en sueños los vuelves a ver.

Estrofa 6.

Caro, Cuervo y Pombo y Silva/ Tantos nombres de fama inmortal/ Que en un.

hilo sin fin de la historia / Les dio vida tu amor maternal.

Estrofa 7.

Flor de razas, comprendo y corona / En la patria no hay otra ni habrá/.

Nuestra voz la repiten los siglos / Bogotá, Bogotá, Bogotá.

El Himno de Bogotá fue escrito, en un solo día, por Pedro Medina Avendaño, un boyacense de 81 años que hoy vive en una vieja casona de Galerías. La música es de Roberto Pineda Duque. Se interpretó por primera vez el 6 de agosto de 1974 en el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán. Hoy, es obligado en izadas de bandera y actos públicos de la ciudad.

Hora Optimista.

La restricción conocida como hora zanahoria , vigente desde 1995, le dará paso a partir de hoy a la hora optimista , que se extenderá hasta las 3 de la mañana.

Como regalo de la Alcaldía, en el cumpleaños 464 de Bogotá, desde esta noche y por seis meses, los bogotanos podrán rumbear dos horas más con respecto al horario acostumbrado de la 1 de la mañana.

La ampliación de la atención en bares, discotecas y restaurantes, es una apuesta a la autorregulación, la corresponsabilidad y la productividad, dijo la secretaria de Gobierno, Soraya Montoya.

La funcionaria hará esta noche un recorrido por sitios como Kennedy, El Restrepo, Chapinero, la Zona Rosa y Usaquén, para invitar a la gente a autorregularse en la rumba.

El propio Antanas Mockus, quien impuso la restricción hace siete años en su primera Alcaldía ante los índices tan altos de violencia, principalmente en homicidios, escogió un bar de la Zona Rosa para hacer esta tarde el lanzamiento de la nueva hora optimista .

Auto regulares , con las normas.

Ayer, muchos ciudadanos se dejaron vencer por los cantos de sirena que los seducían a no cumplir las normas. La primera jornada de autorregulación ciudadana hizo que se incrementara el porcentaje de infracciones a la restricción vehicular y el casi nulo uso de los paraderos en la mañana y en la tarde.

Para la Secretaría de Tránsito, el balance en la mañana fue positivo. Según un conteo que realizó la entidad en 20 puntos de Bogotá, el porcentaje de infractores pasó del 9 al 13 por ciento. Esto es cerca de 4.000 vehículos más violando la restricción, con respecto a los 5.000 que habitualmente lo hacen.

Claudia Vásquez, secretaría de Tránsito, afirmó que el balance es positivo, pues el número de infractores fue menor al que muchos pronosticaban. Los conductores creen en la medida y la respetan sin que necesariamente intermedien las autoridades , afirmó la funcionaria.

Para la Personería Distrital, quien también realizó un conteo en 20 puntos de la ciudad, el balance no fue tan bueno. Según la entidad, los ciudadanos no le jugaron a la propuesta del alcalde Mockus en la mañana.

En recorridos hechos por EL TIEMPO se notaron varias congestiones en vías como las carreras 30, 19, las autopistas Norte y Sur y en ciertas zonas de las avenidas 68, 26 y Boyacá. Incluso, varios conductores se quejaron por la poca colaboración de los ciudadanos y el incremento de los trancones.

Al cierre de esta edición no se conocían los datos de los conteos de la noche, pero se repitieron las congestiones en varias vías.

En lo que hubo claro incumplimiento fue en la utilización de los paraderos por parte del servicio público, algo en lo que de por sí ya hay grandes fallas.

Foto Gerardo Chaves / EL TIEMPO.

La ciudad se viste de fiesta en agosto, una época propicia para pintar mejores días y disfrutar de los espacios, como este que muestra la gráfica, frente a la iglesia de Las Nieves.