Archivo

EL CORREDOR DE LAS FARC

El gobierno nos ha declarado la guerra y nosotros la hemos aceptado , dijo el comandante Tito del frente 25 de las Farc, el pasado sábado 24 de agosto, a los campesinos que asistieron obligados a la escuela de la vereda Villa Esperanza, en Purificación.

30 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El gobierno nos ha declarado la guerra y nosotros la hemos aceptado , dijo el comandante Tito del frente 25 de las Farc, el pasado sábado 24 de agosto, a los campesinos que asistieron obligados a la escuela de la vereda Villa Esperanza, en Purificación.

Luego les notificó de manera perentoria, Ustedes tienen que formar un comité de ayuda y vigilancia. Los que estén de acuerdo se quedan y los que no se van de la región, pero sin llevarse nada. Todo lo tienen que dejar .

Concentraciones como esta, se vienen realizando desde hace más de un mes en varias veredas de los municipios de Dolores, Prado, Purificación, Icononzo, Cunday y Villarrica, al suroriente del departamento del Tolima.

Sólo que esta última ha sido una de las más tensas, pues los asistentes se negaban a aceptar las exigencias de los subversivos, por lo que fueron encerrados de 3:00 p.m. a 11:00 de la noche de ese sábado. Los campesinos no tuvieron otra opción que dar un sí como respuesta, mientras encuentran la mejor manera de abandonar la zona. La situación es dramática y crítica para la comunidad , dijo Pedro Sánchez*, uno de los afectados.

Los frentes.

Todo parece indicar, según dirigentes y habitantes de este vasto sector, que entre la región del Sumapaz, en Cundinamarca, y el suroriente del Tolima se intenta, en este momento, por parte de las Farc crear un corredor que una al centro con el occidente del país, para buscar salida al mar Pacifico.

Para este cometido los departamentos del Tolima, Valle, Cundinamarca y parte del Huila son fundamentales. Por eso, las Farc están concentrando los frentes 21 y 25, que operan en el Tolima; 42, 51, 52 y 55 de Cundinamarca; 13 del Huila; y el sexto, que opera en el valle del Cauca y llega hasta los límites con el departamento del Tolima. Con estos frentes operan, además, las columnas móviles Teófilo Forero Arturo Ruiz, Jacobo Arenas, Abelardo Romero, Juan de la Cruz Varela y Joaquín Ballén.

Tolima 7 días conoció que, al parecer, los comandantes guerrilleros Iván Ríosi ,Pablo Catatumboi yAlfonso Canoi , estarían al frente de la organización de esta estrategia.

En esta acción, los insurgentes han cambiado de táctica al establecer frentes móviles con el fin de reforzar puntos clave para sus acciones. Expertos consideran que a través de esta manera de operar, las Farc han ampliado sus radios de acción a una mayor parte de la geografía nacional, lo que ha dificultado la labor de las fuerzas militares.

En el plan también están los municipios de Natagaima, Coyaima y Chaparral, no contemplados en el mapa del suroriente Tolima, pero que forman parte fundamental de esta estrategia guerrillera.

Población civil, la más afectada.

Con este plan, la guerrilla pretendería involucrar al precio que sea a la población civil. O están con nosotros o contra nosotros, pero no permitimos indecisos en esta lucha , fueron las frases finales de la arenga del comandante Tito de las Farc, en la reunión del sábado pasado. El guerrillero les advirtió que las familias que tengan en las filas a militares, soldados campesinos o cualquier vínculo con la fuerza pública, será declarada objetivo militar.

Las veredas donde se han realizado estas reuniones forzadas han sido entre otras, El Café, San Pedro y Altamizal en Dolores; Montoso, Vegones, Alta Mira, Aco, Alta Gracia, El Pique y Ojo de Agua, en Prado; Villa Esperanza, Lozanía, Corrales, Agua Negra y el Aceituno en Purificación; Tres Esquinas y La Aurora en Cunday. En Villarrica, Natagaima, Coyaima y Chaparral, prácticamente todas sus veredas han sido visitadas por los alzados en armas.

Según la fuente que pidió reserva de su nombre, serían por lo menos 70.000 habitantes de la población rural de dichos municipios que tienen plazo hasta este sábado 31 de agosto, para que decidan si se van o se quedan. Los campesinos no pueden sacar sus bienes ni dejar encargados en sus fincas; de hecho muchos predios ya se encuentran abandonados y otros a cargo de la guerrilla.

Los que se quedan es porque no tienen dinero ni recursos para salir y temen una arremetida de los paramilitares que, posiblemente, los tilden de informantes y colaboradores de la guerrilla. El fin puede ser trágico , dice Arturo Rodriguez*, dirigente campesino de la zona.

Según fuentes oficiales, los subversivos se le adelantaron a la propuesta del Fiscal General de la Nación Luis Camilo Osorio, del empadronamiento, puesto que éstos ya lo están empleando en algunas veredas donde sus habitantes para movilizarse tienen que registrar su nombre, fecha y hora de salida, destino y motivo del desplazamiento, como también su hora y fecha de regreso.

Descalabro ganadero.

Ante esta situación algunos campesinos han optado por sacar parte de sus bienes. Se estima que unas 3.000 cabezas de ganado han sido sacadas en los últimos días, las cuales han sido feriadas en los mercados de la región o llevadas a fincas alquiladas en regiones más tranquilas.

Una reunión que tenían programada algunos ganaderos del sur del departamento con el presidente del Congreso, Luis Alfredo Ramos, y directivos de una conocida empresa de lácteos, este viernes en Ibagué, fue suspendida por los graves problemas de orden público que se están registrando en esa zona tolimense. Los ganaderos iban a pedir el apoyo del Congreso y de la cooperativa lechera antioqueña, para el mercadeo y asesoría técnica de sus productos.

Pedro Sánchez* y Arturo Rodríguez* son nombres que han sido cambiados para proteger la vida e integridad de las fuentes.