Archivo

ATPA: TURNO DE EMPRESARIOS

La consecución de preferencias arancelarias andinas será el gran reto para los empresarios colombianos, que tendrán que avanzar en temas de innovación y calidad.

08 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La consecución de preferencias arancelarias andinas será el gran reto para los empresarios colombianos, que tendrán que avanzar en temas de innovación y calidad.

Así lo aseguró el presidente de Asocolflores, Frank Jordan, durante una reunión que se cumplió ayer entre empresarios colombianos y norteamericanos con el presidente Andrés Pastrana y el embajador comercial de Estados Unidos, Robert Zoellick.

Tras elogiar el papel de Pastrana en la obtención de las preferencias arancelarias, el directivo señaló que el tener estas ventajas no es por sí sola una garantía de éxito sino una gran oportunidad para todos los empresarios .

El embajador Robert Zoellick destacó también el papel cumplido por la actual administración, y señaló que el gobierno de Andrés Pastrana sentó las bases para un futuro mejor, que será reconocido por la historia .

Zoellick señaló que en una época en que Colombia estaba aislada de la comunidad internacional, el gobierno Pastrana logró sacar al país de esta situación difícil y oscura.

El embajador en Estados Unidos, Luis Alberto Moreno, destacó por su parte las nuevas oportunidades para los empresarios colombianos son muy grandes ya que sólo en el caso de los textiles y confecciones, las importaciones de Estados Unidos son del 90 por ciento del total de su consumo mientras que en calzado, las importaciones alcanzan el 92 por ciento.

El año pasado, los empresarios colombianos vendieron a Estados Unidos productos y servicios por 5.696 millones de dólares, de los cuales un 15 por ciento, es decir 841 millones, se hicieron a través de los beneficios del Atpa.

En términos de generación de empleo, se estima que en los 10 años de vigencia de la anterior ley se crearon al menos 120.000 nuevas plazas de trabajo para atender esta demanda.

-Sigue el proceso:.

Aunque la Ley Atpa ya fue firmada por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, su aplicación no será inmediata.

Ahora sigue un proceso denominado de elegibilidad en el cual los países y los productos pasarán por un examen para determinar si se cumplen las condiciones para otorgar los beneficios arancelarios.

Se estima que este proceso será menos demorado para el caso de los productos que hasta el pasado 4 de diciembre de 2001 gozaban de los beneficios del Atpa, y podría tardar un poco más para los nuevos productos que ingresan: confecciones, textiles, calzado, manufacturas de cuero y atún, entre otros.