Archivo

MAMAS NO VALORAN LA LACTANCIA

Juliana dejó de amamantar a su hijo cuando él había cumplido los cuatro meses. La señora explicaba que todo se debía a que planchaba casi a diario y que eso resecaba el pecho haciéndole daño al bebé, a quien decidió alimentar con jugos naturales, sopas y compotas.

08 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Juliana dejó de amamantar a su hijo cuando él había cumplido los cuatro meses. La señora explicaba que todo se debía a que planchaba casi a diario y que eso resecaba el pecho haciéndole daño al bebé, a quien decidió alimentar con jugos naturales, sopas y compotas.

Cristina, por su parte, nunca le dio pecho a su hijo de 6 años por una creencia familiar de que la leche no tenía los nutrientes adecuados debido a la cesárea que le practicaron al momento del parto. El pequeño con frecuencia se resfría y tiene problemas respiratorios.

Al igual que estas mujeres, por lo menos otras 350, quienes hicieron parte de una investigación de la Secretaría de Salud del Valle y la Fundación Fes Social, suspendieron la lactancia antes de que sus bebés cumplieran los seis meses de nacidos. La Secretaría de Salud de Cali y algunos médicos pediatras consideran que el destete no debe darse antes de los dos años.

Las 690 mujeres encuestadas hace parte de una muestra de 2.100 de entre 15 y 54 años, de diez municipios del Valle, entre ellos Palmira, Caicedonia, Tuluá, Sevilla y Cartago, que arrojó que el 50 por ciento de las mujeres lactantes no recibió ninguna orientación acerca de esa actividad durante la gestación.

Una cuarta parte del total de mujeres cree que el calostro ( la primera leche que da la madre después del parto) es malo o no saben qué es. Solo el 18 por ciento reconoce que la succión del bebé favorece el aumento de producción de leche.

Para la Secretaría de Salud y el Ministerio no es benéfico sustituir la leche materna. El martes pasado, durante un seminario para conmemorar la semana mundial de la lactancia, pediatras e investigadores afirmaron que una madre debe amamantar a su hijo durante dos años como mínimo y que después debe complementar la alimentación de su hijo con otros alimentos.

Dijeron también que los niños amamantados tienen menos riesgo de adquirir infecciones respiratorias, diabetes y enfermedades crónicas como cáncer, debido a los nutrientes de la leche. También disminuye la tendencia a la obesidad. Las madres también se benefician al disminuir la tendencia de cáncer en el seno y los ovarios.