Archivo

UNA NIÑA MURIÓ QUEMADA EN CALI

En el barrio El Diamante de Cali sólo se escucha el rumor de que la niña que murió incinerada fue víctima de su padrastro. Pero aún hoy persisten los interrogantes sobre este caso.

08 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En el barrio El Diamante de Cali sólo se escucha el rumor de que la niña que murió incinerada fue víctima de su padrastro. Pero aún hoy persisten los interrogantes sobre este caso.

Una botella de un líquido, al parecer petróleo, que quedó a un lado de la cama es una de las pruebas iniciales que tienen las autoridades para aclarar lo ocurrido en un cuarto de alquiler ubicado en la carrera 29No 36-29.

Allí residían desde hace cuatro meses Martha Sabina Idrobo, sus dos hijas y su compañero Norberto Antonio Restrepo. El día de la tragedia, la mujer se marchó temprano para su trabajo. Más tarde salió el propietario del domicilio, Carlos Arturo Machado. Solo quedaron el hombre y las dos niñas.

Los vecinos cuentan que los gritos de auxilio de una de las pequeñas, de cinco años, se sintieron a las 7:40 de la mañana. Pedía que ayudaran a su hermana, de 8 años, pero sólo actuaron cuando vieron el humo en el interior de la casa.

En menos de cinco minutos toda la cuadra se unió para apagar las llamas. Mientras que unos se encargaban del incendio, otros llamaban a la Policía y los bomberos.

El fuego fue controlado con una manguera desde el techo por un grupo de hombres que se subió y rompió el techo porque la puerta del cuarto estaba cerrada y era muy difícil de abrir , dijo Arbey Ospina, trabajador de un taller de servicio eléctrico.

Otro testigo dijo que pusieron a la niña sobre una mesa para ver si todavía estaba viva, pero ya no había nada qué hacer.

El incendio no afectó la casa pues se concentró en la mitad del colchón donde dormía la niña muerta, cuyo nombre se omite.

Martha Sabina Idrobo llegó cuando las autoridades se aprestaban a la diligencia de levantamiento. En medio de su llanto solo atinó a pedir justicia donde se encuentre .

Aunque no se descarta un accidente, según fuentes oficiales, el primer sospechoso es Norberto Antonio Restrepo, quien desapareció del lugar. Ayer no se había determinado su paradero.

FOTO.

El barrio El Diamante se paralizó ante la muerte de una niña.

Carlos Ortega / EL TIEMPO