Archivo

DESVÍO DE 2.700 MILLONES

En el solo pago de flores, comidas y hasta el pago de jardineros la Gobernación del Cesar se gastó más de 250 millones de pesos, recursos que no estaban programados dentro del presupuesto del Departamento.

09 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En el solo pago de flores, comidas y hasta el pago de jardineros la Gobernación del Cesar se gastó más de 250 millones de pesos, recursos que no estaban programados dentro del presupuesto del Departamento.

Así concluye un informe de auditoria de la Contraloría General de la Nación que detectó desvío recursos de la administración seccional por 2.700 millones de pesos.

El pago de compromisos sin respaldo presupuestal por 996 millones de pesos; la ejecución de recursos innecesarios por valor de 190 millones de pesos por concepto de comidas; 37 millones de pesos en suministro de flores y el pago de un jardinero por 58 millones de pesos durante cuatro meses, se constituyen en gastos que no se ajustan a los principios de transparencia y eficiencia, sostiene el documento.

El informe se encuentra en poder de la Fiscalía y la Procuraduría para que investiguen penal y disciplinariamente al gobernador Rafael Bolaños Guerrero, como presunto responsable de los actos de corrupción que se detectaron en la vigencia 2001- 2002.

La auditoria señala también que el 92 por ciento de las obras ejecutadas no se encontraban programadas en el banco de proyectos. Tampoco son publicadas en cartelera. Agrega que se cancelaron vuelos charters por 7,5 millones de pesos a personas ajenas a la administración y el 18 de mayo del 2001, el Gobernador pagó un millón 600 mil pesos por un vuelo expreso ida y regreso a Barranquilla, sólo con la tripulación, cuando pudo viajar en un avión comercial.

Por falta de gestión para desactivar 11 líneas telefónicas sin uso, se pagaron 12 millones de pesos a Teleupar y se cancelaron 28 millones de pesos en llamadas internacionales y a celulares.

Mediante un convenio con el Ministerio de Educación por 1.200 millones de pesos para beneficiar 8.600 estudiantes del Departamento, hubo un detrimento de 421 millones al detectarse una serie de irregularidades.

Por esta razón, la secretaría de Educación está intervenida. Hubo alumnos beneficiados dos veces; se excluyeron colegios como el Gimnasio Moderno de Astrea y no se informó a quienes beneficiaron esos recursos.

El Departamento pagó 507 millones de pesos por atrasos en aportes con el Seguro Social y 150 millones por reintegro de funcionarios. Además, se detectó que el Tribunal Administrativo liquidó un pago por 76 millones de pesos por concepto de agencia en derecho y la Gobernación pagó 100 millones.

La comisión de investigadores halló que muchas obras se contratan y no se les hace seguimiento.

Por ejemplo, en la inspección, realizada en febrero pasado, al contrato 078, por 160 millones de pesos para un suministro de tubería en Bosconia (otorgado el 23 de septiembre de 2000) se encontró que el contratista no había comprado un solo tubo, cuando tenía el 50 por ciento del anticipo. A raíz de la intervención, cumplió con el objeto de la contratación en el pasado mes de mayo. Existen muchas obras inconclusas y los contratistas con los anticipos.

Defensa a la gestión.

El asesor jurídico de la Gobernación del Cesar, Alberto Fredys González, quien es el encargado de responder el informe de auditoría, dijo en ningún momento se han desviado recursos en esta administración; esos dineros corresponden a obras adicionales de los contratos y los cuales prevé la ley 80 de 93 .

Indicó que las publicaciones de los contratos se están haciendo y sobre los vuelos charters, obedecen a la situación de orden público y lo importante preservar la vida .

El informe de auditoria señala supuestos gastos excesivos pero no resalta sus pruebas para determinar si esto es así; la actual administración sí aplica los principios de austeridad en sus rubros , concluyó González.