Archivo

PRECIOS SUBEN Y PRODUCCIÓN CAE

El sector palmicultor colombiano entregó los resultados de producción consolidados en el primer semestre del año, en el que se registra una caída en su producción y un aumento del consumo interno de los aceites de palma y de palmiste.

09 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El sector palmicultor colombiano entregó los resultados de producción consolidados en el primer semestre del año, en el que se registra una caída en su producción y un aumento del consumo interno de los aceites de palma y de palmiste.

Así mismo, el informe dice que en cuanto a los precios de estos productos, el mercado doméstico continuó con la tendencia de recuperación, acorde con el incremento que tuvieron las cotizaciones internacionales de los aceites y grasas.

El balance destaca que uno de los aspectos más destacados de la actividad palmera en el primer semestre de 2002 estuvo en el consumo nacional aparente de aceite de palma, que fue de 219.924 toneladas, frente a 215.043 en igual período de 2001, lo que representó un aumento del 2,3%.

En cuanto a la producción de aceite de palma, presentó una fuerte caída en los primeros seis meses de 2002. El acumulado entre enero y junio fue de 276.700 toneladas frente a 297.800 del año anterior, registrándose una caída del 7,1%. En junio de 2002 la producción de aceite de palma crudo fue de 526.489 toneladas para los últimos 12 meses, frente a 560.891 en igual período del año anterior, mostrando un decrecimiento del 6,1%.

Por su parte, en el ámbito regional, la zona que más contribuyó a la caída de la producción de aceite de palma crudo durante el primer semestre de 2002 fue la oriental, cuya producción fue de 103.000 toneladas frente a 114.400 registradas en igual período de 2001, lo que representa una disminución del 10%. En el acumulado de los últimos 12 meses, con corte a junio de 2002, se observó que la zona oriental produjo 186.000 toneladas, lo cual representó una caída de 8,8%.

La caída en las exportaciones de los aceites de palma y de palmiste es el resultado de varios factores, entre los que se pueden destacar: las menores ofertas de exportación que tuvieron los palmicultores, en razón a sus bajas producciones, el reducido nivel de inventarios y, para el caso del aceite incorporado en productos elaborados, las restricciones de acceso a mercados como los de Venezuela y México, países que a través de medidas arancelarias limitaron la entrada de aceites y grasas colombianas.