Archivo

US$ 500 PARA LOS MÁS POBRES

Las familias más pobres del país, entre uno y tres millones, recibirían del Gobierno alrededor de 500 dólares anuales (1,2 millones de pesos) como ayuda de emergencia, los cuales serían financiados con crédito externo y recursos provenientes de la reforma tributaria.

10 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Las familias más pobres del país, entre uno y tres millones, recibirían del Gobierno alrededor de 500 dólares anuales (1,2 millones de pesos) como ayuda de emergencia, los cuales serían financiados con crédito externo y recursos provenientes de la reforma tributaria.

La iniciativa hace parte del nuevo proyecto de reforma al sistema de pensiones que será presentado por el Gobierno el jueves de la próxima semana.

Incluye seguro de desempleo, subsidio al empleo, apoyo monetario a las familias más pobres y facultades extraordinarias al Ejecutivo para revisar los regímenes pensionales privilegiados.

Ocho días después, dentro de un proceso que el ministro de Salud y encargado de la cartera de Trabajo, Juan Luis Londoño, llama de gran reforma a la seguridad social, llegará al Congreso otro proyecto de ley que busca darle participación a los trabajadores en la propiedad de las empresas.

La iniciativa de ajuste pensional, en la práctica, sustituirá a la presentada por el gobierno pasado y que ya tuvo luz verde en la Comisión Séptima del Senado.

Más transición.

Aunque Londoño no ahondó en detalles, señaló que se acelerará la transición prevista en el proyecto aprobado, que cobija a los hombres y mujeres menores de 50 y 45 años, respectivamente, cuya edad de pensión subiría escalonadamente de 60 a 63 y 65 años, en el caso de los hombres, y de 55 a 57 y 60 años, en las mujeres.

El mínimo de semanas cotizadas pasaría de 1.000 a 1.250.

El Ministro ha dicho que la reforma no puede sustentarse en la necesidad de mejorar los ingresos del gobierno sino de brindar protección social integral a los colombianos.

Ayer reiteró este criterio, al señalar que la orientación del presidente Alvaro Uribe es que el ajuste fiscal tiene que hacerse para que la economía crezca, única manera de reducir la desocupación y aumentar el empleo.

Londoño no se refirió al aumento gradual de dos puntos en la cotización para pensiones, hoy en 13,5 por ciento sobre el ingreso, que en su momento dio origen a su primera discrepancia con el entonces titular de Hacienda, Juan Manual Santos.

Londoño condicionaba el incremento al hecho de que en enero del 2006 el desempleo, hoy en 16 por ciento, se hubiera situado por debajo del 12 por ciento.

Con el fin de prestar ayuda temporal a los colombianos que pierdan su puesto de trabajo, el funcionario propondrá la creación de un seguro de desempleo y el mencionado esquema de protección para las familias más pobres.

MAS EMPRESAS MAS EMPLEOS.

Con el fin de estimular la creación de entre 200.000 y 300.000 empresas, el Gobierno impulsará la entrega de un millón de microcréditos en los próximos cuatro años, para lo cual se contará con recursos del IFI, capital de riesgo y capacitación del Sena.

La generación masiva de empleo, dijo el ministro Juan Luis Londoño, no descansa en las grandes compañías existentes, sino en el surgimiento de nuevas unidades productivas. La idea, agregó, es hacer de cada colombiano un propietario, tarea que se facilitará con una verdadera simplificación de trámites para la creación de empresas.

Lo anterior está acompañado del proyecto para que empresarios y trabajadores compartan los riesgos y las utilidades de las firmas. De esta forma podría evitarse, según Londoño, con la práctica de que cada año las empresas botan el 30 por ciento de sus empleados, en detrimento de la productividad y el bienestar del empleado y su familia.

FOTO.

Juan Luis Londoño, ministro de Salud y Trabajo.