Archivo

LOS AMIGOS DEL BUEN TRATO

Un colegio de Ibagué (Tolima) parece un santuario de peregrinación. En un salón de clase es posible encontrar a un joven adventista, otro pentecostés y alguno que pertenece a la Oración del Espíritu Santo

10 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Un colegio de Ibagué (Tolima) parece un santuario de peregrinación. En un salón de clase es posible encontrar a un joven adventista, otro pentecostés y alguno que pertenece a la Oración del Espíritu Santo.

Para Cesar Jesús Caicedo, profesor de filosofía del Colegio Adventista, el hecho de tener a 13 credos unidos en una misma institución obligó a hacer un programa de convivencia para que haya respeto y tolerancia .

De esta manera crearon El Oasis: un lugar dentro de la institución, en donde todos los lunes 300 estudiantes de bachillerato se reúnen para recibir conferencias sobre teología, valores y ética.

Este trabajo es uno de los 150 proyectos de convivencia que llegaron al concurso Amigos del Buen Trato, organizado por el Convenio del Buen Trato (conformado por Casa Editorial EL TIEMPO y las fundaciones Restrepo Barco y Rafael Pombo), el cual premiará, con 500 mil pesos, a los mejores 10 proyectos de convivencia en el país.

El próximo 30 de septiembre se presentarán los ganadores, seleccionados por un jurado conformado, entre otros, por Manuel Manrique, representante de Unicef para Colombia; Jairo Aníbal Niño, escritor; Martha Senn, cantante y Yolanda Reyes, directora de Espantapájaros.

Otra de las iniciativas que se destacaron fue la de un grupo de estudiantes del Colegio Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, quienes a purocuentoi alegran la vida de ancianos, niños en estado de vulnerabilidad y enfermos terminales.

Los jóvenes, entre 11 y 18 años, hacen representaciones artísticas en hospitales, fundaciones y localidades. Así mismo, existe un proyecto de cinco niñas, que no pasan de los 9 años, quienes hacen un programa de radio para incentivar valores entre la audiencia infantil de Gachancipá (Cundinamarca).