Archivo

A LA DERECHA LA ASUSTAN LOS POBRES

Luiz Inácio Lula Da Silva -uno de los líderes políticos del siglo XX, según un sondeo del semanario independiente Istoe, de Sao Paulo (Brasil)-, participa por cuarta vez en una campaña presidencial.

11 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Luiz Inácio Lula Da Silva -uno de los líderes políticos del siglo XX, según un sondeo del semanario independiente Istoe, de Sao Paulo (Brasil)-, participa por cuarta vez en una campaña presidencial.

Sin embargo, todos esos méritos no parecen reflejarse en las encuestas. Los 20 puntos que lo distanciaban del segundo hace dos meses se han convertido hoy, a 56 días de las elecciones, en solo seis, según la última medición de Ibope.

El jueves, el líder sindical y fundador del Partido de los Trabajadores (PT), a regañadientes y en su nueva tónica moderada , fue el único de los candidatos de oposición que aceptó el acuerdo por 30.000 millones de dólares de Brasil con el FMI. Lula dijo que era una necesidad inevitable -por causa de los equívocos del gobierno- equivalente a ir al dentista .

Usted decía que el Gobierno no tenía por qué acudir al FMI ahora Qué debió haber hecho entonces?.

Creo que acudir al FMI debió haber sido el último de los recursos. Yo hubiese preferido que el presidente convocara a la oposición e impulsara una reforma fiscal y tributaria para ganar la confianza que los inversionistas están perdiendo en la economía brasileña.

Sin embargo, no faltan quienes atribuyen esa desconfianza de los inversionistas a que usted lidera las encuestas...

Nuestro programa es claro. Garantizamos la estabilidad de la economía, respetamos los acuerdos suscritos por el país, pero sí impulsamos cambios radicales en la economía. Estuve por primera vez con los empresarios en Sao Paulo y encontramos más coincidencias que diferencias. Yo bromeaba con que éramos como un matrimonio con etapas de enojo y de enamoramiento. Creo que gracias al gobierno de Fernando Henrique (Cardoso) estamos en una etapa de amor total. Nosotros proponemos una reforma general del presupuesto, con más fondos desde el Banco Nacional de Desarrollo para la exportación y un impulso de instituciones de crédito para el comercio y la pequeña y mediana industria que fue devastada en estos años. Cómo es posible que haya actividad económica plena con tasas de interés del 18 o 20 por ciento? Es imposible. Ahora, si me acusan a mí de generar desconfianza es porque están desviando la atención del verdadero problema de Brasil.

Cuál es le verdadero problema de Brasil?.

Mire, el Gobierno vetó la ley que el Congreso aprobó para aumentar el salario mínimo en 40 reales. Qué iba a hacer el obrero con 40 reales más en su bolsillo? No iba a salir a comprar dólares, porque no le da para especular. Iba a comprar fríjol, arroz, una camisa nueva. O sea, iba a generar actividad económica. Pero aquí se gobierna para los especuladores. Esos son los que dicen que nosotros generamos desconfianza.

No se entusiasma por las encuestas, mucho más cuando Ciro Gomes, el candidato de centroizquierda y ex ministro de Hacienda, se erige en su vida política como el fantasma de Fernando Collor de Melo o de Fernando Enrique Cardoso, los hombres que le obstaculizaron en las últimas tres elecciones su camino al Palacio do Planalto.

Dice no temer que Ciro se transforme en el nuevo Cardoso, quien en el 94 lo superó después de meses de liderar las encuestas. Hijo mío, a esta altura de mi vida yo no le temo a las encuestas. Quiero debatir y conocer el programa de Ciro. Ya conozco sus alianzas y creo que tiene un equipo de campaña muy collorido . En referencia a los ex allegados al depuesto ex presidente en 1992, que trabajan con Gomes, como el recién renunciado jefe de campaña Luiz Carlos Martinez.

La derecha y la elite brasileña desconfían de usted por su origen de izquierda. Algunos sectores de izquierda y viejos compañeros del PT aparecieron criticándolo por su alianza con el Partido Liberal de Jose Alencar (empresario multimillonario) y por buscar el voto de la Iglesia Universal (la segunda en cantidad de fieles en Brasil). Cómo se maneja ante esta situación?.

No me manejo. La derecha y la elite no se asusta de nosotros por cuestiones ideológicas sino por el eterno preconcepto de que un pobre, un obrero no puede llegar a la presidencia. Aquí el racismo no se da contra el negro rico, sino contra el negro pobre. Tampoco contra el blanco rico, sino contra el pobre. Es un racismo económico.

En cuanto a los compañeros y las alianzas, es necesario entender los cambios del mundo y la experiencia personal. En el 89, yo perdí en la segunda vuelta porque no conversé con el PMDB (Partido Movimiento Democrático Brasileiro). Me faltó un 4 por ciento. Por eso analizamos nuestras alianzas y Alencar es un hombre muy valioso. Yo lo expliqué: quiero ganar de una vez para aplicar todo lo que mi partido ha desarrollado en estos años. Cuando me propuse ser candidato una vez me dije por qué quiero postularme otra vez: quiero demostrar que todo eso que yo vivo criticando, soy capaz de hacerlo mejor.

Cuál es el camino que debe recorrer la izquierda hoy en medio de la crisis financiera internacional y de los graves problemas sociales?.

Tenemos el deber de generar una alternativa válida al neoliberalismo. No hace falta agregar nada sobre cuál es el resultado de esas políticas que se aplicaron en nuestros países. Mire Brasil, mire la Argentina y Uruguay.

Gomes se acerca en las encuestas y se alió ya con Antonio Carlos Magalhaes (el eterno líder de la derecha brasileña y árbitro de todas las elecciones desde la recuperación democrática). Pero el líder de la izquierda parece no amedrentarse. La lucha es larga. Creo que tengo posibilidades serias de ser presidente y somos los únicos que podemos lograr el cambio estructural que Brasil necesita. Aquí hay 17 millones de analfabetos, y allí apuntamos cuando hablamos de la necesidad de una gran reforma educativa. Queremos que esa gente deje de ser el ejército electoral de la elite brasileña que en estas elecciones, parece, estará representada por la candidatura de Gomes .

Y si no gana, volverá a intentarlo?.

Vamos a ganar. Llevamos más de 20 años tratando de concientizar a los brasileños desde el llano. Ahora lo seguiremos haciendo pero desde el Gobierno.

(*) La entrevista se realizó poco antes de que el FMI anunciara el acuerdo con Brasil.

FOTO/AP.

Luiz Inácio Lula Da Silva tiene ahora una conferencia de seis puntos en las encustas sobre el centroizquierdisa Ciro Gomez.