Archivo

NUESTRO MONTESINOS

Inadvertido pasó un reciente informe de la Revista Semana según el cual Pedro Juan Moreno, el hombre más cercano a Uribe en materia de seguridad , propone la creación del Centro Nacional de Inteligencia (Cenit) con miras a centralizar todas las informaciones de seguridad nacional.

11 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Inadvertido pasó un reciente informe de la Revista Semana según el cual Pedro Juan Moreno, el hombre más cercano a Uribe en materia de seguridad , propone la creación del Centro Nacional de Inteligencia (Cenit) con miras a centralizar todas las informaciones de seguridad nacional.

Este esquema obviamente disminuye la influencia y autonomía de agencias y otras fuentes de inteligencia, comenzando por el propio Ejército, el DAS, la Policía, la Armada y la FAC. Y aunque se trata de una figura -el Cenit- muy taquillera, puesto que se responsabiliza del éxito de todas las operaciones conjuntas, la posible creación de este organismo no debería pasar en forma tan inadvertida.

Por qué? Porque este tipo de entes parainstitucionales terminan coartando la libertad de los ciudadanos inermes, y espiándolos si es necesario, con el pretexto de la lucha contra el terrorismo. En este sentido, las experiencias han sido nefastas: no es sino recordar el famoso SIC (Servicio de Inteligencia Colombiano) que durante los gobiernos de Laureano Gómez y Rojas Pinilla (bajo su mandato convertido en el F-2) hizo y deshizo lo que fuera conveniente para seguir las pistas de quienes estaban contra el Gobierno, en la oposición.

Un SIC más modernizado -como sería el Cenit- tiene unos riesgos inmensos. Según Semana, esa política fue una de las claves del éxito del presidente Alberto Fujimori en su lucha contra el grupo terrorista Sendero Luminoso. Mas luego se desfiguró y el control terminó en manos del inefable Vladimiro Montesinos y así este hiciera y deshiciera contra los no partidarios de Fujimori en aras de luchar contra el terrorismo.

Como se sabe, Pedro Juan Moreno Villa es una persona muy complicadita, pero por desgracia igualmente cercana a los afectos del nuevo Presidente. Independientemente de que ha vivido armado hasta los dientes y de que tiene una gran inclinación para demandar a todo el que no piense como él, como los generales Rosso José Serrano y Leonardo Gallego, como también a publicaciones como El Colombiano, de Medellín, la Revista Cambio y este columnista.

Devoto acérrimo de Adolfo Hitler (cuentan las malas lenguas que en su finca no solo tiene grabados sus discursos sino que, ya con unos tragos, los recita de memoria en alemán al son de triunfales marchas militares); defensor a ultranza de las Convivir (algunas degeneradas luego en grupos paramilitares), el 8 de abril de este año Moreno Villa afirmó no estar vinculado a la campaña de Uribe Vélez, según reportaje de El Colombiano. La pregunta es: si entonces -hace escasos tres meses- no tenía ninguna vinculación con dicha campaña, por qué Pedro Juan Moreno aparece hoy como el principal asesor en materia de seguridad del nuevo mandatario.

Es cierto que el cargo está que ni pintado para un individuo como él, ya que ningún militar en servicio activo participará directamente en la nueva entidad, pues el Cenit trabajará en coordinación con las dependencias actuales: DAS, Policía Nacional y Fuerzas Armadas, con el propósito de acabar con los celos institucionales, que hacen que cada una de ellas actúe como rueda suelta, sin coordinación alguna.

Dios nos libre de caer en las manos del Cenit!, porque ello lo único que nos hace -quién lo creyera- es añorar a los cuestionados cuerpos de seguridad de la Administración anterior, tan poco transparentes en sus actuaciones. El pasado 24 de junio, Robert Novak escribió un estupendo artículo titulado La escurridiza Colombia , en The Washington Post. Y entre otras cosas señala, a propósito de lo que un miembro republicano de la Cámara de Estados Unidos -el representante Barr- le espetó a Uribe en reciente visita a Washington: Nos preocupa saber que usted está pensando en nombrar a Pedro Juan Moreno como su Consejero Nacional . La tensión en el recinto se acrecentó mientras Uribe, cautelosamente, respondía. Uribe -según Novak- minimizó la intimidad de sus relaciones con Moreno y no mencionó los problemas de este con la justicia .

Información sobre Moreno es difícil de obtener entre los funcionarios estadounidenses. Sin embargo, Productos Químicos GMP, de su propiedad, ha estado en la lista elaborada por funcionarios del Departamento de Lucha contra las Drogas, entre los mayores importadores de Colombia de permanganato de potasio, precursor químico sometido a un severo régimen de control, y en algún momento tuvo un cargamento inmovilizado por las autoridades norteamericanas. Moreno ha negado que sus químicos hayan servido para fines ilícitos.

Cuáles son los objetivos o el fin último del Cenit? En todo caso es deseable que su creación no se convierta en una engañifa para perseguir el terrorismo, mientras desde Palacio se dedican a interceptar teléfonos de compatriotas inermes, que -así asuman una posición crítica frente al nuevo gobierno- no son subversivos ni mucho menos. Sino tan solo rigurosos periodistas que procuran escudriñar la realidad en razón de su oficio.

Ojo, Pacho, con esto...