Archivo

CÓMO PILLAR SUPERDOTADOS

Los niños superdotados o excepcionales que no reciben la atención ni la formación que necesitan suelen desarrollar problemas de adaptación social.

11 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Los niños superdotados o excepcionales que no reciben la atención ni la formación que necesitan suelen desarrollar problemas de adaptación social.

En este punto ocurre una de dos cosas: a falta de un interlocutor para tratar todos los temas que se les ocurren, inconscientemente optan por la indisciplina o por la automutilación de su curiosidad.

Lo peor es que esa capacidad acabe mal canalizada. Si el entorno en el que se mueven estos jovencitos es violento, y no encuentran la forma de cultivarse, es normal que su excepcionalidad llegue a ser nefasta , dice Berta Sarmiento, coordinadora académica del Instituto Merani.

Quienes educan a estos niños dan mucha importancia a la detección temprana de los excepcionales. Durante mucho tiempo se recurrió solamente a los test de coeficiente intelectual. Era superdotado un niño que obtenía entre 130 y 140 puntos, pues la inteligencia media de una persona es de 100.

También se buscaban las razones de la brillantez en sus cerebros. Enrique Osorio, neurocirujano del Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva, sostiene que desde el punto de vista anatómico el cerebro de un excepcional es igual al de cualquier persona: Pero se sabe que la inteligencia de una persona está relacionada con el mayor número de conexiones que las neuronas hacen constantemente entre sí .

En el mundo abundan cientos de pruebas que no solo permiten saber qué tan inteligente es un niño sino en qué se especializa su talento.

El Centro para el Desarrollo del Alto Potencial de España señala, entre otras, las siguientes recomendaciones para reconocer a un niño brillante:.

Son perceptivos, observadores y dueños de una mente singularmente inquisidora.

Tienen un elevado grado de curiosidad, que tratan de satisfacer haciendo preguntas y buscando información.

Hablan desde pequeños con tonos y reflexiones adultas.

Presentan una avanzada habilidad para la lectura y la escritura, a edades muy tempranas.

Se aburren fácilmente y tienen lapsos de concentración profunda.

Tienen facilidad, también desde pequeños, para la crítica y la reflexión abstracta.

Son originales y creativos en los conceptos, juicios, soluciones y preguntas.

Se resisten a la autoridad, si no está democráticamente orientada.

Pueden tener una habilidad ilimitada en áreas del arte y el conocimiento, como la física, el deporte o la pintura.

Autodidactas, sensibles e hiperactivos.

Poseen un alto sentido de los valores, sobre todo de la justicia.

No pueden permanecer sentados a menos que se sientan absorbidos por algo que realmente les interesa.

Son hábiles y rápidos para interrelacionar ideas.

Pueden sentirse frustrados fácilmente porque no tienen recursos o gente que los asista para llevar sus grandes ideas a la realización.

Estos pequeños y adolescentes aprenden desde niños un nivel exploratorio y se resisten a la repetición memorística y a cumplir solo el papel de oyentes.

FOTO/Martín García el TIEMPO.

Niños Excepcionales, como los del Instituto Merani, pueden tener una habilidad ilimitada en áreas del conocimiento, el deporte o las artes.