Archivo

SIN PERDER PASO:

11 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

Muy en serio está tomando el rigor militar Martha Lucía Ramírez, la nueva ministra de Defensa. Durante la ceremonia de posesión de Alvaro Uribe Vélez no saludó de beso a nadie y es que, ya se supo, está dedicada juiciosamente a hacer un curso intensivo de terminología y conducta castrense. Y está aprendiendo, entre otras cosas, a marchar con la cúpula militar y a distinguir los rangos, porque tenía dificultad para diferenciar entre un sargento y un cabo. Ya hasta dicen que sus citas nos las programa a las 7 sino a las 700. Arrr..!