Archivo

CENTENARES DE URUGUAYOS BUSCAN SALIR DE SU PAÍS

La fiebre de la emigración, que afecta en particular a los jóvenes uruguayos

11 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La fiebre de la emigración, que afecta en particular a los jóvenes uruguayos.

alcanza en estos días de profunda crisis económica su punto más alto: centenares de personas se concentran a diario ante consulados como el de España e Italia en procura de alcanzar la ciudadanía de esos países y emigrar con diferentes rumbos.

La limitación en la entrega diaria de números para realizar los trámites, 60 en España y 20 en Italia, determina que los interesados permanezcan en el exterior de los edificios ataviados con gruesos abrigos, frazadas, acolchados o en pequeñas carpas, para soportar el frío del invierno austral.

Uruguay, cuya población de 3,4 millones de habitantes es descendiente en su inmensa mayoría de españoles e italianos, sufre una emigración promedio de 20.000 personas por año desde 1999, según datos aportados por la demógrafa Adela Pellegrino de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República.

Para Pellegrino, "por los síntomas de la situación socio-económica del país, no hay duda de que estamos frente a un período de emigración importante, similar o quizás mayor al pico registrado en 1982-83", cuando durante la dictadura se eliminó la banda cambiaria y se dejó flotar libremente la cotización del dólar.

Uruguay atraviesa su cuarto año de recesión, con una previsión de caída del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2002 del 11,5 por ciento, déficit fiscal superior al 5,2 por ciento del PIB, desempleo de 15,6 por ciento en junio y una inflación, hasta mayo, de 6,38 por ciento.