Archivo

LA PRIMERA CARRERA

Ni a la misma hora, ni en el mismo lugar, ni siempre igual. Los primeros metros, en esta minúscula etapa que cubre unas cuantas calles antes de la salida, nunca será la misma para 138 corredores. Hábil, sin dudas, Giovanni Chacón, del poderoso equipo Colombia-Selle Italia, elude la buseta y corta camino, como cualquier aficionado dominical, para llegar al estadio Pascual Guerrero. Ahí, cerca, por todas las esquinas, brotan bicicletas de por lo menos 16 colores.

12 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Ni a la misma hora, ni en el mismo lugar, ni siempre igual. Los primeros metros, en esta minúscula etapa que cubre unas cuantas calles antes de la salida, nunca será la misma para 138 corredores. Hábil, sin dudas, Giovanni Chacón, del poderoso equipo Colombia-Selle Italia, elude la buseta y corta camino, como cualquier aficionado dominical, para llegar al estadio Pascual Guerrero. Ahí, cerca, por todas las esquinas, brotan bicicletas de por lo menos 16 colores.

La jornada empieza a las 6:30 a.m. Una hora después, sus máquinas ya están en las calles con rumbo a la salida. A última hora, en el tumulto, todavía un corredor le pega, con la primera cosedora que consigue, el número 139- sin bautizo en los listados oficiales- a su camiseta amarilla. Muy cerca le pasan los grandes equipos buscando la línea para partir. Ese es, ese es? , pregunta frenética Sandra, una caleña de 8 años, señalando a Marlon Pérez, inconfundible ahora con pelo rojo , recostado sobre su bicicleta, firmando varios autógrafos.

La primera fracción del clásico RCN está a punto de empezar y en la minietapa siguen las carreras. La firma de planillas resulta larga, el banano, las galletas y el maní quedan en el bolsillo de Ricardo Mesa para su dieta en carretera. En los equipos grandes, veinte minutos antes de partir, parecen desterradas las angustias de última hora. Julio César Rangel posa para una foto de ocasión y los caleños, sorprendidos entre tanto ciclista, pasean por los andenes preguntando nombres y pidiendo firmas. De nuevo, Pérez es el hombre más notorio. Libardo Niño se acomoda para otra foto.

Después de 190 kilómetros, en la meta, solo hay tiempo para respirar y el único que tiene nombre es Juan Alejandro Botero, el ganador de la etapa, cargado en hombros por un par de aficionados. Juan Pablo Rivera, como casi todos, huye con su bicicleta por entre las vallas.

El público se toma por asalto la meta y los favoritos se vuelven anónimos. Por todas las calles del sector, ahora en Armenia, las bicicletas, con sus mismos 16 colores, ruedan un poco más. Es el último estirón de la etapa.

- Botero, milagro en Armenia.

Nadie se fijó en él. Salvo por su pelo largo, poco usual en el grupo, su vieja camiseta- la del patrocinador anterior- pasó inadvertida en todos los pronósticos. Pero a medida que su paso tomó fuerza en la fuga, hubo que mirar el listado de corredores hasta el final para saber de quién se trababa. Hasta ayer, Juan Alejandro Botero era una anécdota más del Clásico RCN, en el que terminó en el último lugar el año pasado. Pero esta vez dejó de serlo. Ahora es el líder transitorio, el hombre de 23 años que ganó la primera etapa y al cual le alcanzó hasta para ponerse al frente de la montaña.

Ayer, entre Cali y Armenia (190 km), Botero, un pereirano que se inscribió en el último momento (es el número 138), dominó una etapa sin sobresaltos y contó con el último empujón de la suerte para llevarse el triunfo. Poco después de Buga, a media carrera y sin que el lote principal entrara en pánico, Botero inició, con siete corredores más, la segunda fuga del día. La subida al Alto de Brasilia, de tercera categoría, acabó con cinco contrincantes y, en los últimos dos kilómetros, John Freddy Parra (Papeles Scott) y César Laverde (Bike House) pincharon y le dejaron el camino libre a Botero para su primera victoria.

Clásicas.

Impresionante resultó el apoyo del público en Armenia. Desde dos kilómetros antes de llegar a la ciudad, miles de aficionados llenaron los andenes para ver la llegada de la primera etapa del Clásico RCN.

La primera llamada de felicitación que recibió ayer Juan Alejandro Botero, el ganador de la etapa, fue, quién lo creyera, de su suegra. Botero apenas terminaba de cruzar la meta cuando habló con ella.

Y también a Botero le tocó el poco deseable honor de tener que pagar la primera multa.

Tendrá que cancelar 59,850 pesos por "no acatar las instrucciones de los comisarios". La pregunta es será que este hombre de platica contaba podrá pagar la sanción?.

El papá Rangel. A propósito de Papeles Scott, equipo que creó este año con la base del Orgullo Paisa, contrató para esta carrera al bogotano Julio César Rangel. Este hombre de 34 años es el más veterano del equipo (promedio de edad de 24 años) y fue el ganador de la durísima etapa de la pasada Vuelta a Colombia que terminó en el Alto del Escobero (Antioquia).

POSICIONES.

Primera etapa (Cali-Armenia, 190 kilómetros): 1. Juan Alejandro Botero (Liga de Risaralda), 4h 27m 42s; 2. John Freddy Parra (Papeles Scott), a 17s; 3. César Laverde (Bike House), a 23s; 4. Freddy González (Colombia-Selle Italia), a 1m 31s; 5. Marlon Pérez (Orbitel 05), a 1m 32s. Lote: a 1m 34s.

General: 1. Juan Alejandro Botero (Liga de Risaralda), 4h 27m 32s; 2. John Freddy Parra (Papeles Scott), a 21s; 3. César Laverde (Bike House), a 29s; 4. Freddy González (Colombia-Selle Italia), a 1m 39s; 5. Marlon Pérez (Orbitel 05), a 1m 42s.

Foto. Milton Díaz / EL TIEMPO.

El grueso lote consintió la larga fuga de ayer, en la primera etapa del Clásico RCN. Hoy la carrera sale de Armenia para Manizales.