Archivo

TORRENCIALES LLUVIAS AZOTAN AL MUNDO

Parte de Europa y Asia afrontan uno de los veranos más catastróficos de los últimos años, por causa de las torrenciales lluvias que dejan decenas de muertos, cientos de damnificados e importantes daños materiales.

12 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Parte de Europa y Asia afrontan uno de los veranos más catastróficos de los últimos años, por causa de las torrenciales lluvias que dejan decenas de muertos, cientos de damnificados e importantes daños materiales.

Paradójicamente, India y China sufren graves sequías, también consideradas históricas.

En Europa oriental, las lluvias golpearon en forma inclemente, durante varios días, las costas rusas del Mar Negro, donde los muertos llegarían a 100. Los torrentes de agua provocaron roturas de diques y pequeños embalses. Centros vacacionales resultaron literalmente arrasados.

Mientras en Europa occidental, los países más afectados fueron el Reino Unido, Italia, Austria y Alemania. Allí fueron destruidas carreteras y numerosas viviendas quedaron inundadas.

Austria sufre las peores inundaciones de los últimos 50 años y las autoridades están preocupadas ante los pronósticos meteorológicos que anuncian un nuevo período de lluvias, a partir de hoy.

Miles de kilómetros más al este, en Asia, China, las dos Coreas y Japón también sufren los estragos del mal tiempo.

En Corea del Sur, más de 30 personas murieron o fueron dadas como desaparecidas a raíz de lluvias torrenciales que se abatieron sobre el sur del país. Y las inundaciones, acompañadas de desmoronamientos de tierra, dejaron más de 400 heridos y más de 22.500 personas a la intemperie en Corea del norte, donde se teme que los daños provoquen nuevas hambrunas.

En contraste, en el norte del país, más de ocho millones de campesinos y casi la misma cantidad de cabezas de ganado sufren una terrible sequía que asuela más de ocho millones de hectáreas.

India también padece los mismos fenómenos climáticos. La grave sequía afecta la mayor parte del país, mientras que en el este y el norte, las lluvias dejaron decenas de muertos e importantes daños materiales.

FOTO/AFP.

Las Costas rusas del Mar Negro sufrieron los peores estragos. Torrentes de agua y barro arrastraron todo a su paso y dejaron casi un centenar de muertos.