Archivo

CONTROL A LLAMADAS POR TELÉFONOS CELULARES

El Fiscal General de la Nación, Luis Camilo Osorio, se comprometió con el Gobierno para ayudar a que las medidas de conmoción interior que expida el Gobierno cumplan su objetivo.

13 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El Fiscal General de la Nación, Luis Camilo Osorio, se comprometió con el Gobierno para ayudar a que las medidas de conmoción interior que expida el Gobierno cumplan su objetivo.

El fiscal habló al término de una reunión con los presidentes de las compañías celulares del país, con el fin de analizar los alcances de las disposiciones contempladas en la Conmoción Interior, dentro de las cuales sería inminente la interceptación de llamadas celulares previstas.

Según el fiscal, el organismo a su cargo agilizará las órdenes de interceptación de llamadas provenientes, incluso, de teléfonos celulares.

El funcionario, al enviar un mensaje de tranquilidad a los usuarios de estos servicios que no tengan deudas con la justicia, y aseveró que estas medidas son para atrapar a los delincuentes.

Que tiemblen los pillos y estén tranquilas las personas de bien, señaló el Fiscal, al término de una reunión sostenida con el ministro del Interior y Justicia, Fernando Londoño, y las empresas de telefonía móvil celular.

Se supo que un tema que quedó pendiente de tratarse fue el relacionado con la posibilidad de que se suspendan las comunicaciones en zonas determinadas de tal manera que se puedan frustrar acciones terroristas. Temas como el de la libertad de empresa ha detenido decisiones a ese respecto.

Al cierre de esta edición estaba pendiente la expedición de las medidas respectivas al amparo de la conmoción interior.

Por otra parte, para hoy está prevista la llegada al país del subsecretario de Estado norteamericano para asuntos políticos, Marc Grossman, quien se reunirá con el presidente Alvaro Uribe para conocer los alcances del apoyo de Estados Unidos a Colombia.

Según un funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Grossman revisará el apoyo estadounidense a los esfuerzos colombianos para defender su democracia contra la amenaza del terrorismo y las drogas .