Archivo

LOS RETOS DE URIBE

Los retos del nuevo presidente de la república, Alvaro Uribe Vélez, no son pocos. Controlar la ofensiva guerrillera con una economía en dificultades, reducir la corrupción administrativa, reformar el Congreso y combatir la corrupción, serán algunos de ellos, o por lo menos, los más urgentes.

10 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Los retos del nuevo presidente de la república, Alvaro Uribe Vélez, no son pocos. Controlar la ofensiva guerrillera con una economía en dificultades, reducir la corrupción administrativa, reformar el Congreso y combatir la corrupción, serán algunos de ellos, o por lo menos, los más urgentes.

En muchas de esas buenas intenciones de cambio, los 116 municipios de Cundinamarca estarán involucrados directa o indirectamente.

El impulso del turismo, la atención a los desplazados, la desaparición de la contralorías seccionales, la abolición de la corporaciones autónomas regionales y la reducción de las asambleas, serán a su vez otros temas puntuales que generarán discusión y controversia entre los cundinamarqueses. A continuación presentamos el pensamiento del nuevo presidente ante algunos de ellos.

Agro.

Reto: El presidente Uribe Vélez se enfrenta a un campesinado afectado económicamente por la presencia de los grupos armados. Así mismo, dos sectores fundamentales de la economía departamental se encuentra en crisis: los paneleros, afectados por la ausencia de tecnificación y los cafeteros, quienes reducen sus ganancias por el precio internacional.

Propuesta: Para amainar la crisis en este último sector, Uribe incentivará los subsidios a los productores , estimulará las microempresas relacionadas con el grano y facilitará la exportación. De otro lado, impulsará la conformación de cooperativas asociativas, para que en el caso de los paneleros, puedan unir esfuerzos, reducir costos y lograr ser eficientes.

Salud.

Reto: En Cundinamarca, la desnutrición afecta al 15 por ciento de la población menor. La inseguridad alimentaria es del 40 por ciento. En los municipios predominan las enfermedades degenerativas y ligadas a estilos de vida no saludables. El consumo de sustancias psicoactivas es del 65 por ciento, especialmente en los jóvenes, y cerca del 30 por ciento de la población no está afiliada a un régimen subsidiado de salud.

Propuesta: Que el régimen subsidiado de salud lo presten entidades sin ánimo de lucro, integradas por cooperativas, empresas solidarias, cajas de compensación y hospitales.

Evitar la evasión en los pagos a la salud para aumentar cobertura. Salvar al Seguro Social porque la opción pública es esencial en el esquema de empresas promotoras de salud.

Vivienda.

Reto: En Cundinamarca hay un déficit de 57 mil unidades de vivienda de las cuales 25.495 corresponden a las cabeceras municipales y 31 mil al área rural.

Propuesta: Uribe prometió la construcción de 100.000 viviendas sociales por año, sin intermediarios politiqueros. Las cajas de compensación manejarán los subsidios para la población más pobre. Estas entidades deberán reducir los costos de funcionamiento.

Servicios públicos.

Reto: Las zonas rurales presentan los más bajos índices de cobertura y de calidad de los diferentes servicios, tanto en alcantarillados como en acueductos, los cuales presentan pérdidas del 60 por ciento.

Propuesta: Creará el programa de quejas y reclamos, sin nuevas burocracias, y con la participación de universidades. Mantendrá los subsidios, y a fin de democratizar la propiedad, propondrá mecanismos para que los usuarios sean socios. No permitirá que la tarifa de subsistencia, la que pagan los pobres de menores consumos, se eleve por encima de la inflación.

Empleo.

Reto: Cundinamarca presentó una tasa de desempleo del 17 por ciento. 152 mil jóvenes cundinamarqueses, entre los 15 y 25 años, no estudian ni trabajan, cifra que corresponden al 36 por ciento de la población total.

Propuesta:.

Uribe ha dicho. sí al empleo productivo, y no al clientelismo. Un puesto clientelista anula 4 empleos productivos. Aplicará dos años sin arancel ni IVA para la importación de maquinaria productiva. Los trabajadores menores de 25 años y los mayores de 50 no generarán cargas parafiscales pero tendrán derecho a seguridad social. Buscará convenios internacionales para un plan de distritos de riesgo y de pavimentos en vías secundarias.

Orden público.

Reto: El tema en Cundinamarca es tan delicado como en el resto del país. Uirbe tendrá que controlar la avanzada de los grupos guerrilleros que ya hacen presencia en al menos 12 de las 15 provincias, las cuales se han constituido en lugares estratégicos de la subversión en su avance hacia Bogotá. Igualmente tendrá que solucionar la crisis institucional de algunos pueblos ante la renuncia masiva de los alcaldes por amenazas contra su vida.

Propuesta: Soy amigo del diálogo con los violentos, pero no para que crezcan sino para hacer la paz. Pediré mediación internacional para buscar el diálogo con los grupos violentos, siempre que empiece con abandono del terrorismo y cese de hostilidades. Para el desarme y la desmovilización puede haber todo el plazo que se requiera. Urgencia para el cese de hostilidades, paciencia para los acuerdos finales.

Otros objetivos.

Medio ambiente: depurar las corporaciones autónomas regionales (CAR) y descontaminar tanto el Río Bogotá como la Laguna de Fúquene.

Transporte: Llevar la línea de TransMilenio hasta el municipio de Soacha; impulsar la construcción del Puerto Multimodal de Puerto Salgar y consolidar el proyecto de tren de cercanías.

Turismo: Será necesario reactivar el sector, disminuido por lo rporblemas de orden público.

Soacha: El desplazamiento y la falta de cobertura de los servicios públicos desestabilizan al municipio y hacen urgente la intervención del Gobierno.

Política: Deberá enfrentar la depuración de las asambleas, en las que pretende que los diputados no ganan honorarios. También buscará la desaparición de las contralorías departamentales.

Reacciones.

La primera actuación del presidente Alvaro Uribe al presentar el proyecto de ley de Reforma Política, en la que está incluida la posibilidad de reducir el Congreso y convocar un referendopara adelantar las elecciones parlamentarias, generó la reacción de algunos congresistas vinculados al departamento. Esto le dijeron al semanario:.

Leonor Serrano de Camargo.

En un 80 por ciento, el texto sobre la reforma me pareció bueno. Con lo que no estoy de acuerdo es con el tema de la revocatoria, ya que este es un Congresovirgeni que merece una oportunidad.

También creo que algunas de lo puntos podrían resolverse simplemente modificándose el contenido de la ley quinta. De todas maneras, creo que este proyecto de ley debe ser debatido con el fin de hacerle modificaciones.

Jaime Dussan.

En realidad esperaba más del texto. Por el momento, me parece una estrategia populista ya que algunos puntos no son de orden constitucional y no contienen nada que deba ser obligatoriamente modificado a través de referendo.

Milton Rodríguez.

Me parece bien intencionado pero hay muchos temas que no deben ser del resorte constitucional. Por ejemplo, lo relacionado con la modificación del Fondo Nacional de Regalías, la supresión de las personerías y la votación nominal son simples reformas a la ley.

Hay temas claves como son el número del congresistas y la posibilidad de que se reduzca de dos a una cámara, así como la desaparición de las contralorías, los cuales si deben ser incluidos como cambios constitucionales.

También es muy delicado el tema del referendo, ya que podríamos terminar embarcados en dos elecciones con el fin de elegir nuevos congresistas, que le costarían al país, según la Registraduría, 130 mil millones de pesos.

Andrés González.

Todos los caminos que conduzcan a un cambio y a la transformación de las costumbres políticas son bienvenidos y merecen nuestro respaldo. El referendo es un punto de partida pero es insuficiente. Se debe complementar con actos legislativos y leyes que consoliden una verdadera reforma política.

De igual forma una elección anticipada sin una previa reforma política a nada conduce, pues solo resultarían elegidos quienes cuentan con los favores del clientelismo, de los contratos o del poder económico. Son bienvenidos otros temas del referéndum como el congelamiento de los salarios pero para todos los altos cargos.