Archivo

LAS AUTODEFENSAS HABLAN DE REINSERCIÓN

En la primera declaración pública después de posesionado Alvaro Uribe como presidente de los colombianos, el jefe paramilitar Carlos Castaño se mostró dispuesto a facilitar la reinserción de los hombres que integran buena parte de las autodefensas del país.

14 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En la primera declaración pública después de posesionado Alvaro Uribe como presidente de los colombianos, el jefe paramilitar Carlos Castaño se mostró dispuesto a facilitar la reinserción de los hombres que integran buena parte de las autodefensas del país.

El anuncio está contenido en una carta que Castaño puso a circular ayer en la página Web de las autodefensas:.

En el mismo momento en que la subversión terrorista convenza a los colombianos y a la comunidad internacional de que están comprometidos con un proceso serio de paz -completamente diferente al pasado con Andrés Pastrana- todas las autodefensas en Colombia le daremos curso, en ese momento, a nuestro proceso de reinserción, el cual estamos dispuestos a iniciar ahora o cuando el Gobierno lo disponga .

Castaño firma como jefe político de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), grupo mayoritario de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), organización que desapareció luego de cinco años de haberse conformado.

El pronunciamiento de las Accu se produce después de que el presidente Uribe se refirió al tema en una entrevista publicada por la revista Semana.

En esa entrevista, a la pregunta de si hay expectativa por las conversaciones con los paramilitares, el mandatario respondió:.

La Iglesia Católica, de acuerdo con el gobierno Pastrana, ha tenido contactos con ellos. Y, por supuesto, yo voy a remitir eso a Naciones Unidas .

No proceso?.

En esta nueva declaración, Castaño exige que se dé un diálogo serio con la guerrilla, pero no pone como condición que haya un proceso de paz paralelo con las organizaciones paramilitares.

Que no se diga nunca entonces, que la guerrilla no negocia por culpa nuestra. (...) La guerrilla tiene la palabra , dice la comunicación de ayer.

Con todo, la reinserción para Castaño y sus hombres puede implicar beneficios políticos y no solo jurídicos. En una reciente entrevista con este diario, el jefe paramilitar había dicho que le gustaría una curul en el Congreso.

Dentro del referendo para hacer la reforma política, el Gobierno contempla la facultad de darles asiento a los grupos armados en caso de una salida dialogada. La propuesta no excluye a ninguna organización armada ilegal.

El mensaje de ayer de las autodefensas también habla de una especie de reestructuración interna de los grupos paramilitares, luego de la reciente ruptura de la organización nacional por diferencias frente al narcotráfico como negocio para financiarse y obtener provecho personal. Castaño plantea, nuevamente, que las autodefensas se alejen de estas actividades.

Jaime García/EL TIEMPO.

No está descartado que pueda darse en un futuro que miembros de los grupos de autodefensas tengan escaños propios en el Congreso.