Archivo

PRODUCCIÓN TODAVÍA NO SE NORMALIZA

El encendido de la planta Cracking UOP1, el martes pasado, que procesa 16.000 barriles diarios gasolina, no soluciona de manera definitiva los problemas de producción del combustible de la refinería de Barrancabermeja, la más grande del país.

15 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El encendido de la planta Cracking UOP1, el martes pasado, que procesa 16.000 barriles diarios gasolina, no soluciona de manera definitiva los problemas de producción del combustible de la refinería de Barrancabermeja, la más grande del país.

Esta planta, que estuvo apagada ocho días por una fisura en el sistema de calentamiento, no es la única que ha estado paralizada.

Aún sigue fuera de servicio la unidad URC Modelo IV, que procesa 10.000 galones diarios de gasolina, que está sin operar desde hace tres meses, pues fue sometida a un mantenimiento rutinario, que se ha extendido. La máquina podría arrancar el próximo lunes.

La producción del combustible en los últimos días se realizó a través de las Cracking Orthoflow y la UOPII, la cual está en operación desde el pasado 29 de julio, tras superar una emergencia de 21 días, ocasionada por un rayo que afectó su sistema de energía.

Pese a los problemas registrados, la gerencia de la refinería espera volver la próxima semana al tope de la producción en sus cuatro plantas Cracking, de 90.000 barriles diarios de gasolina, 70.000 de destilados medios y 22.000 de gas propano.

Según Ecopetrol, lo que se ha mantenido pese a la emergencia es la capacidad de carga de 235.000 barriles diarios de crudo en sus seis unidades de destilación primaria o Topping.

Los sobrecostos por los problemas en la producción de gasolina habrían sido de 180.000 millones de pesos, según el senador Hugo Serrano Gómez, quien ha denunciado mal manejo de las refinerías y la falta de mantenimiento preventivo de las plantas.