Archivo

TÚNEL DE VÍA AL LLANO PARA FIN DE MES

El túnel de Buenavista, localizado en el último tramo de la vía Bogotá-Villavicencio sólo entraría a operar de manera restringida en su etapa de calibración a finales de agosto.

15 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El túnel de Buenavista, localizado en el último tramo de la vía Bogotá-Villavicencio sólo entraría a operar de manera restringida en su etapa de calibración a finales de agosto.

Así lo anunció tajantemente la directora del Instituto Nacional de Vías, Gloria Cecilia Gómez Ospina, al señalar que no es un capricho suyo retardar la puesta en marcha de esta obra.

La funcionaria explicó que el Instituto está concertando con el concesionario Coviandes, quien es el que tiene la primera opción para hacer la calibración de los equipos, para determinar si acepta esta labor, la cual podría tardar unos tres meses.

La funcionaria señaló que para la calibración de los equipos electromecánicos del túnel, Invías destinará 1.000 millones de pesos.

La tardanza también obedeció a la espera del descongelamiento de los recursos que tenía Invías destinado para esta labor, por parte del Ministerio de Hacienda.

Si el concesionario acepta calibrar el equipo, la próxima semana se estaría contratando el personal y arrancando los trabajos de capacitación y calibración, pero si Coviandes no acepta, Invías pondrá en marcha el Plan B.

Es decir que contratará otra compañía para que haga la calibración de los equipos y una consultoría que acompañe el proceso. Además que ajuste los manuales de operación, para entregar la obra al concesionario.

La funcionaria señaló que es una responsabilidad muy grande y que es preferible retardar unos días la puesta en marcha de la obra a que se generen problemas por precipitar la operación plena.

Con la etapa de calibración se podrá determinar el valor real de la operación del túnel mensualmente.

Con respecto al deterioro del tramo entre Puente Téllez y Caño Seco, Invías está reclamando la póliza de garantías a la compañía Inconstruc, que fue la que finalmente terminó los trabajos de este trayecto luego que la empresa brasileña Andrade Gutiérrez abandonara la obra por desequilibrio económico.

-Invías demandada:.

De otro lado la directora de Invías señaló que la entidad tiene 2.339 demandas que de fallar en contra el Instituto debería pagar cerca de 678.000 millones de pesos.

Por demandas contractuales 255.366 millones de pesos; por nulidad 70.446 millones de pesos; por reparación directa 238.431 millones de pesos; por procesos ejecutivos 5.707 millones de pesos y por procesos laborales 108.330 millones de pesos.