Archivo

CAEN MIEMBROS DE FARC EN MEXICO

La Procuraduría General de la República Mexicana anunció que en las últimas semanas se han detectado y detenido varios miembros de las Farc en el norte del país, relacionados con el cartel de las drogas de los hermanos Arellano Félix.

15 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La Procuraduría General de la República Mexicana anunció que en las últimas semanas se han detectado y detenido varios miembros de las Farc en el norte del país, relacionados con el cartel de las drogas de los hermanos Arellano Félix.

Así lo confirmó en Washington el subprocurador de Asuntos Internacionales de la Procuraduría, Alejandro Ramos Flórez, quien se negó a revelar la identidad o el número de los implicados por tratarse de un tema de seguridad nacional. No obstante, aseveró que los detenidos ya están bajo proceso penal.

Ramos aclaró que los delitos por los que han sido detenidos los miembros del grupo rebelde son porte, tráfico y venta de drogas, todos ellos cometidos en México.

Insistió en que, aunque se cruzó información con agentes de inteligencia de Colombia, ninguno de ellos fue detenido por estar vinculado con actos de terrorismo.

Ramos subrayó que el hecho de que guerrilleros estén relacionados con cárteles mexicanos "no quiere decir que su manifestación real en México sea de esa naturaleza (de subversión)". Aclaró que no hay ninguna prueba que los vincule a actividades terroristas en México y que hasta ahora su presencia sólo ha tenido "carácter de apoyo al narco".

Agencias estadounidenses como la DEA y el FBI han denunciado que en los últimos años miembros de esos grupos rebeldes han empezado a trabajar con grupos de delincuencia organizada en México.

El caso más reciente de vínculos entre las Farc y carteles de la droga mexicanos fue la detención y procesamiento judicial del médico colombiano Carlos Ariel Charry, quien fue señalado como enlace de las Farc con el cuartel de Tijuana. La Fiscalía lo acusa de tráfico de cocaína y lavado de dinero.

Según la fiscalía, Charry -capturado en México- y sus dos hermanos, Carlos Darío y César -capturados en Bogotá- comerciaban drogas en México y parte de las utilidades, producto del negocio, las entregaban a las Farc.

Inclusive, uno de los capturados fue sorprendido ingresando a la zona del despeje con 250 millones de pesos que, según la Fiscalía, daría a la guerrilla por la venta de cocaína en México.