Archivo

LA ÉTICA FINALISTA DE URIBE VÉLEZ

Con su pluma pródiga, ilustrada y garbosa, de fino humor y delicadas sutilezas, el escritor Héctor Abad Faciolince nos cuenta (El Tiempo, 11-08-02, p. 1-20) su ingeniosa fórmula para averiguar si Alvaro Uribe es de izquierda o de derecha.

20 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Con su pluma pródiga, ilustrada y garbosa, de fino humor y delicadas sutilezas, el escritor Héctor Abad Faciolince nos cuenta (El Tiempo, 11-08-02, p. 1-20) su ingeniosa fórmula para averiguar si Alvaro Uribe es de izquierda o de derecha.

El ameno escritor se muestra sorprendido porque, pese a la fama de derechista del actual Presidente de Colombia, le ha contabilizado reiteradas y naturales actitudes de izquierdista.

Así las cosas, para quienes aún entendemos la política en términos de derecha, de izquierda o de más allá (es decir, somos especie en vía de extinción), resultó simpática, pero frustrante la noticia de Héctor Abad, según la cual un perro juguetón se comió el libro de Bobbio, Izquierda y derecha , antes de que Uribe Vélez lo hubiese leído, por lo que el escritor no pudo saciar su curiosidad, ni la nuestra.

El tema es apasionante y trasciende a la esfera de los deberes morales . Uribe Vélez estaría encasillado en el compromiso con los deberes morales, que constituyen el presupuesto de la ética finalista que busca materializar el ideal de justicia.

De esta forma, Uribe Vélez supera las barreras entre derecha e izquierda y se mueve airoso en ambos campos, tomando las bondades de la autoridad y la libertad (derecha), y la lucha por la igualdad ante la vida, que libra la izquierda.

Lo que se vislumbra en la figura mística de Uribe Vélez es la ideología del Estado comunitario, que se afianza en lo positivo de la derecha y la izquierda y con ese impulso se pone en la órbita de lo transpersonalista , que es una categoría cultural más sólida, más humana y más disciplinada, porque se alimenta de deberes morales.

Radbrucha habla de tres sistemas de valores: el individualista, que aprecia los valores de la personalidad individual (derecha); el supraindividualista, que reconoce los valores de las personalidades colectivas (izquierda), y el transpersonalista, que proclama como supremos bienes los valores de la cultura (comunitario); las formas de convivencia correspondientes a tales valores son: la sociedad individualista, la colectividad supraindividualista y la comunidad transpersonal, simbolizada por Uribe Vélez con el trabajar, trabajar y trabajar .

*Abogado y politólogo.