Archivo

MONTOYA TIENE EL CEREBRO PEQUEÑO

Un día después de que David Coulthard criticara duramente a Juan Pablo Montoya, Gerard Bergher, jefe de BMW, dijo estar animado por el rendimiento de Williams en el Gran Premio de Hungría, un circuito en el cual pensaban tener más problemas, pero en el que Ralf Schumacher llegó de tercero.

21 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Un día después de que David Coulthard criticara duramente a Juan Pablo Montoya, Gerard Bergher, jefe de BMW, dijo estar animado por el rendimiento de Williams en el Gran Premio de Hungría, un circuito en el cual pensaban tener más problemas, pero en el que Ralf Schumacher llegó de tercero.

Coulthard se había referido el pasado lunes al colombiano como un piloto de poco cerebro, al referirse al sobrepaso que le hizo Kimi Raikkonen el pasado domingo. Hay mucha alharaca publicitaria acerca de Montoya. El tipo es muy rápido, no hay duda, pero siempre que se tiene que correr rueda con rueda con él hay un incidente. Conmigo ya sucedió en Nurburgring , dijo.

Kimi inventó una maniobra fantástica el domingo. Y qué hizo Montoya? Salirse fuera del circuito -prosiguió Coulthard-, obligado por esa incapacidad de aceptar que él ha sido superado. Dicen que él tiene las pelotas grandes, pero tal vez es un caso de pelotas grandes y un cerebro pequeño , fue la frase de Coulthard.

Por su parte, Bergher cree que Williams estará más cerca de Ferrari en las cuatro carreras que faltan.

Tenemos que acometer las carreras completamente concentrados. Todavía mantenemos nuestro objetivo en el segundo lugar del campeonato de constructores. No queremos solo aumentar la diferencia hacia nuestros competidores, sino reducirla respecto a Ferrari. Y podríamos lograr ambos cometidos, pues los siguientes circuitos se nos adaptan , dijo.