Archivo

FOTO DE LA DISCORDIA. FOTO:

21 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

Con mucho celo cuidan su privacidad las grandes estrellas del cine. Prueba de ello es el reconocido actor neoyorquino Robert de Niro, recordado por su papel en El Padrino II, que decidió iniciar ante la Corte Suprema de Manhattan los trámites de una demanda contra una agencia de publicidad, que al parecer vendió unas fotografías suyas en una fiesta privada a finales del año pasado. Según Tom Harvey, abogado de de Niro, la demanda, por un millón de dólares, busca demostrar que durante la fiesta hubo un intruso en la residencia privada del artista que tomó fotografías sin autorización para beneficio personal.