Archivo

TODO ES POSIBLE. FOTO:

21 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

La probabilidad era mínima. Resultaba casi imposible que, dentro de un grupo de casi 1000 jóvenes en el que Juana Cifuentes era la única colombiana y una de las pocas latinoamericanas, ella fuera escogida para ingresar a la Escuela Normal Superior de Francia. Juana, una mujer de 21 años que viajó a Europa en 1999 después de ganarse una beca para estudiar en el Liceo Descartes de Tours, una ciudad que queda al oeste de Francia. Ella se preparó durante 36 meses para presentarse en los exámenes de ingreso a la Escuela. Después de varios días de exámenes orales y escritos y de esperar por más de dos meses un resultado que parecía imposible, ella supo que había sido becada por el gobierno francés para estudiar lo que más quería en la Escuela. A Juana le hace mucha falta Colombia, pero ahora le esperan cuatro años más en Francia. Cuatro años en los que vivirá sola y en los que espera seguir poniendo el nombre de su país y de sus dos colegios muy en alto.