Archivo

ALIVIAN PÉRDIDAS POR ALZA DE INTERESES

El Gobierno nacional, el Banco de la República, los banqueros y hasta la Bolsa de Valores de Colombia comenzaron a buscar fórmulas que logren darle mayor estabilidad al mercado secundario de deuda pública que en las últimas semanas ha tenido una tendencia alcista en sus tasas de interés. (VER GRAFICAS: TASAS DE LOS TES)

19 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El Gobierno nacional, el Banco de la República, los banqueros y hasta la Bolsa de Valores de Colombia comenzaron a buscar fórmulas que logren darle mayor estabilidad al mercado secundario de deuda pública que en las últimas semanas ha tenido una tendencia alcista en sus tasas de interés.

(VER GRAFICAS: TASAS DE LOS TES).

Incluso la semana pasada dos firmas comisionistas de bolsa se vieron en la obligación de suspender temporalmente sus operaciones por afrontar problemas de liquidez y no poder cumplir con sus obligaciones en la cámara de compensación de la Bolsa de Colombia. Se trata de las sociedades Valores Unidos y Gabriel Ferrero y Compañía.

Para aliviar la situación del mercado el viernes pasado se mencionaba la posibilidad de que el Gobierno hiciera un nuevo canje de deuda pública interna a través de lo que el mercado se conoce como operación swap , lo cual le daría tranquilidad a un buen grupo de inversionistas, incluidas las entidades financieras que tienen altas inversiones en los TES oficiales.

Analistas financiero consultados dijeron, sin embargo, que si bien esa clase de operaciones puede darle tranquilidad al mercado, su aplicación no puede ser inmediata y tardaría varios días en ejecutarse por problemas de logística financiera.

Por eso, la fórmula que se planteó es la intervención del Banco de la República mediante la recompra de TES en el mercado secundario. El Emisor realizará la operación en los próximos días.

Operadores el mercado bursátil señalaron que el banco central debería ampliar a las firmas comisionistas de bolsa la posibilidad de participar en las subastas de operaciones repo que realizan con las entidades financieras.

De esta manera, los comisionistas tendrían acceso a cupos de liquidez y reducirían su exposición al riesgo de tasas de interés.

Y es precisamente el alza reciente de tasas lo que ha hecho perder dinero a algunas firmas comisionistas y a otros inversionistas institucionales cuyos portafolios de inversión tienen un alto componente de TES.

La dificultad se presentó a la hora de valorar esos portafolios a precios de mercado que, con el incremento de tasas, arrojaron pérdidas cuantiosas por el lado de los precios. Bajo estas circunstancias, los inversionistas tendrían que vender TES por debajo del valor al que los compraron, lo que afecta su cuenta de patrimonio.