Archivo

A FILAS, 20 MIL CAMPESINOS

Más de 500 poblaciones colombianas que no tienen presencia de la Fuerza Pública, serán custodiadas a partir de diciembre por 20 mil jóvenes campesinos. Así lo dispuso el Ministerio de Defensa con el aval del presidente de la República.

22 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Más de 500 poblaciones colombianas que no tienen presencia de la Fuerza Pública, serán custodiadas a partir de diciembre por 20 mil jóvenes campesinos. Así lo dispuso el Ministerio de Defensa con el aval del presidente de la República.

La decisión se tomó ante la falta de pie de fuerza militar. Consciente de los riesgos que implica armar a un número significativo de campesinos en tan corto tiempo, el Comando de las Fuerzas Militares ya evaluó los pro y los contras de la medida y concluyó que esa es una solución transitoria al problema de inseguridad que viven muchas regiones aisladas del país.

Estos jóvenes, que portarán armamento y uniforme del Ejército, serán reclutados por las diferentes brigadas. Prestarán su servicio militar en el mismo municipio o corregimiento de origen y dormirán en sus casas.

Los soldados podrán llevarse el fusil a su hogar y de ser necesario, en caso de un ataque guerrillero, responderán al fuego desde su vivienda. También recibirán un salario mensual, según lo confirmaron fuentes del ministerio de Defensa.

Según una fuente militar consultada por EL TIEMPO, inicialmente se recibirán a todos los campesinos que quieran hacer parte de las filas, sin atender impedimentos físicos o personales, como se acostumbra a hacer en el reclutamiento normal.

Sabemos que se presentarán muchachos infiltrados de la guerrilla, que no faltará el que una noche se emborrache y le dé por disparar el fusil, entre otros riesgos, pero hay que correrlos y estamos listos para afrontarlos , aseguró la fuente castrense.

Además, el ministerio de Defensa evalúa cuáles serán esas primeras zonas en las que patrullarán los soldados campesinos: No es descabellado pensar que deben ser los municipios que han protagonizado la resistencia civil, y que en últimas han sido los más atacados y hostigados por la guerrilla , indicó otro alto oficial del Ejército.

Los comandantes.

Estos nuevos militares, que recibirán un adiestramiento récord, estarán comandados por un teniente, que dependerá de la correspondiente brigada.

En el caso de los oficiales que estarán a cargo de la nueva tropa, el Ejército tiene previsto un plan de contingencia que incluye la posibilidad de adelantar los ascensos de los cadetes.

De otro lado, el Ejército inició un plan de reincorporación de oficiales que se retiraron del servicio por voluntad propia o circunstancias no graves y quieren su reintegro.

En la parte logística, se trabajará en jornada doble para fabricar los uniformes y botas que los militares requieren.

De igual forma habrá una compra extraordinaria de armamento y equipos de campaña. Para tal efecto, se están cotizando con diferentes proveedores de Estados Unidos y Europa la adquisición de fusiles Galil, ametralladoras M-60, lanzagranadas de 40 milímetros y morteros.

El ministerio también estudia las últimas normas y reglamentaciones que tendrá este reclutamiento para que sea puesto en marcha el próximo mes.

Estamos preparados para que este reclutamiento se tilde de ronda campesina o convivir disfrazada, pero en realidad es un excelente proyecto para aumentar el pie de fuerza y garantizar la seguridad de los colombianos , concluyó la fuente del Ejército.

foto.

A partir del mes de diciembre, 20 mil soldados campesinos garantizarán la seguridad de 500 poblaciones colombianas. Los uniformados podrán dormir y llevar el armamento a sus casas.

Milton Díaz / EL TIEMPO