Archivo

ESTÁ CALIENTE EL GRAN PREMIO DE BÉLGICA

El próximo domingo se correrá el Gran Premio de Bélgica en el Campeonato Mundial de Fórmula Uno. Una carrera que le trae malos recuerdos no solo a Juan Pablo Montoya, sino a todo el equipo Williams. El año pasado, después de la pole del piloto colombiano, su auto no funcionó en la salida, arrancó de último, hubo un choque entre Luciano Burti y Eddie Irvine, se largó de nuevo la carrera y en la segunda salida el que no pudo arrancar fue Ralf Schumacher. A Montoya, además, en la tercera vuelta, se le fundió el motor y al final ganó... Michael Schumacher.

28 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El próximo domingo se correrá el Gran Premio de Bélgica en el Campeonato Mundial de Fórmula Uno. Una carrera que le trae malos recuerdos no solo a Juan Pablo Montoya, sino a todo el equipo Williams. El año pasado, después de la pole del piloto colombiano, su auto no funcionó en la salida, arrancó de último, hubo un choque entre Luciano Burti y Eddie Irvine, se largó de nuevo la carrera y en la segunda salida el que no pudo arrancar fue Ralf Schumacher. A Montoya, además, en la tercera vuelta, se le fundió el motor y al final ganó... Michael Schumacher.

Williams quiere cambiar la suerte y romper el abrumador dominio de Ferrari, pero todavía no está listo. Eso, por lo menos, se deduce del anuncio de Frank Williams en F1 Magazine. La escudería trabaja intensamente en un revolucionario monoplaza, el FW25, para el 2003. El auto tendrá una parte trasera tipo Ferrari y una delantera tipo Sauber y, según Williams, será ambicioso técnicamente.

En todo caso, la lucha de los pilotos por el segundo lugar del campeonato (Michael ya es campeón) sigue muy cerrada entre Rubens Barrichello (45 puntos), Ralf Schumacher (40 puntos), Juan Pablo Montoya (40 puntos) y David Coulthard (34 puntos). Los Ferrari de Barrichello y Michael podrían imponer otro impresionante récord que todavía les hace falta. Si alguno de ellos está entre los tres primeros lugares, que es lo más factible, habrán conseguido llegar al podio en 50 ocasiones consecutivas.

Por supuesto, Michael está feliz y sabe que en el circuito Spa Francorchamps, de Bélgica, se sentirá muy bien. Allí debutó en la F1 y también allí celebró su primera victoria en 1992. Tiene un trazado fantástico, es un circuito extremo y es mi favorito , aseguró Michael. Después de Mónaco y Monza, la de Bélgica es la tercera prueba más disputada. También es el circuito más largo y el que tiene la segunda velocidad media más rápida luego del trazado italiano de Monza.