Archivo

FERIA CON REGALÍAS EN ACACÍAS

La Contraloría del Meta denunció la existencia de anomalías en el manejo de las regalías petroleras por parte de la administración de Acacías.

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La Contraloría del Meta denunció la existencia de anomalías en el manejo de las regalías petroleras por parte de la administración de Acacías.

En el informe divulgado por ese ente se hallaron 88 irregularidades, de ellas 38 por hechos administrativos, otras 37 que pasan a conocimiento del Ministerio Público y 13 por actos fiscales. En total esos hallazgos suman 1.134 millones de pesos.

Entre las irregularidades halladas se mencionan que el sistema de control interno es deficiente, no hay información clara ni confiable y no hay manual de procedimientos . El informe dice que se desconoce el total de empleados que tiene el municipio.

Cuestionó el hecho de que durante la vigencia fiscal los dineros de las regalías se utilizaron en otros propósitos. No hubo cubrimiento en materia de salud, ítem en el que sólo se ejecutó un tres por ciento, cifra que no se compadece con el 33 por ciento de crecimiento que registró la población pobre.

El informe establece que a pesar de tener una tasa de mortalidad infantil alta, 3,9 por ciento, no se hizo ninguna gestión en ese campo.

También se estableció el presunto plagio de documentos, al presentar estudios para la ejecución de proyectos que no corresponden a la zona ni la ciudad donde se ejecutaron, sino a obras que se efectuaron en Villavicencio.

De nuevo salió a relucir la situación de la carretera a Dinamarca, contrato en el que se presume que hubo un detrimento patrimonial de 208 millones de pesos.

Por su parte, las autoridades de Acacías rechazaron el contenido del informe elaborado por la Contraloría Departamental del Meta y dijeron que ellos se limitaron a cumplir con un acuerdo que había sido propuesto por la anterior administración.

El secretario de Hacienda de Acacías, Armando Cabrera, dijo a Llano 7 días que el actual gobierno municipal se limitó a cumplir con un presupuesto en el que no tuvo ninguna injerencia en su elaboración.

Ellos (la Contraloría) dicen que detectan cosas y salen a hacer bombo , declaró Cabrera.

A juicio suyo el informe se realizó sin que se hubiese cumplido con lo que llamó la auditoria de campo . Indicó que ellos no vinieron para examinar libros y demás documentos .

Reconoció que se registraron algunas anomalías en el giro de varios pagos pero fueron subsanados en forma oportuna .

Sostuvo que el informe se realizó sin que la Contraloría haya cumplido con lo que llamó la auditoría de campo .